- Sistema de identificación en equinos. Parte I.

- Prolapso uterino con reporte de endometritis por ubicación del útero en una yegua Cuarto de milla. Reporte de caso.

- Fisiología y métodos diagnósticos de la yegua gestante. Parte I.

- Etología aplicada y bienestar animal. El caballo y el niño.

- La odontología equina según la edad del caballo

- Tomando conciencia y respeto en el trato a los animales

- Problemas en los cascos del equino, casos prácticos

- La Pythiosis (P. insidiosum) otro enemigo del caballo Criollo venezolano

- Desarrollo folicular en yeguas

- Herda en el caballo Cuarto de Milla “Una bomba de tiempo”

- Sin cascos no hay caballo

- La boca es vital

- Lordosis extrema

- ¿Sabes cómo puedes calcular el peso que tu caballo puede transportar comodamente?

- Doma India

- Etología aplicada y bienestar animal (eqqus, orejas largas)

- Congelación de semen equino

- Uso de la ultrasonografía en yeguas. Parte I

- Elige el sexo de tu próxima cría

- Enfermedades de la Bursa y otros tejidos periarticulares en el caballo

- La extinción es para siempre. Al Caballo Criollo también se lo traga la sabana

- El burro vuelve y juego se vende por internet

 
 

Sistema de identificación en equinos. Parte I.
Por : José Luis Canelón Pérez, MV. MSc. / Cátedra Libre Caballo Criollo Venezolano UCLA / 0414 529 7724 / caballovenezolano@yahoo.com

Famoso hierro del bocado caballo pura Raza Española 
(Foto J.L. Canelón)
La identificación de los equinos, es el primer paso a realizar en cualquier programa de Mejoramiento Genético, Registro Genealógico, Control Sanitario y Deportivo en esta especie doméstica. Sin una identificación correcta ningún  programa serio de mejoramiento genético puede llevarse a cabo. En las campañas sanitarias, es imprescindible, especialmente en aquellas que se relacionan con las zoonosis o enfermedades compartidas por animales (Equinos en este caso) y humanos.
La internacionalización de los deportes ecuestres y el juego de dinero en deportes hípicos, exigen la identificación correcta de los participantes, para reconocimiento de los ejemplares destacados y para evitar fraudes en las jugadas.
La fundación de Asociaciones de Criadores en las últimas dos décadas, tales como la Asociación Venezolana de Criadores de caballos Arabes  (ASOARABE) y la de caballos Pura Raza Española (ASOVEPRE) exigen para sus registros técnicas de identificación que antes eran desconocidas para los criadores como la Tipología Sanguínea, el uso del microchip y últimamente la pruebas de ADN.
Se puede decir que antes la identificación obligatoria de los ejemplares equinos estaba prácticamente sujeta a los Purasangres de Carrera, grupo reducido de animales si lo comparamos con la sumatoria de todas las demás razas.
Algunos deportes como los Toros Coleados, deberían identificar a los caballos participantes en sus actividades y aunque se han hecho pequeños esfuerzos, según mi criterio, no se ha realizado un trabajo completo que le de la seguridad al público y competidores de que no se realizan cambios de caballos o no participan caballos afectados de alguna enfermedad trasmisible.
La idea de estos artículos es dar un paneo por los sistemas de identificación de caballos desde el hierro al fuego hasta la prueba de ADN, para lo cual seguramente necesitaré más de un escrito.          


Hato Palmeras. Edo. Apure. Marca C, escogida por Canelón,
número individual 04, año de nacimiento 2006

Marcando Hierro al Fuego Hato Los Camorucos Edo. Apure
Hierro al fuego
En la época colonial, los potreros de caballos eran comunales, por costumbre se mantenían caballos enteros y castrados para la silla y las yeguas se soltaban al campo con algún semental. Cada año se recogían las yeguas y se observaban los potros, se suponía que el dueño del nuevo potro era el dueño de la yegua. Esto parecía sencillo pero yeguas muy parecidas podían confundirse, así que, la primera identificación que se utilizó fue la marcación con hierro caliente o al fuego, los dueños de las yeguas registraron sus hierros y en la cosecha de potros anual, cada potro era marcado con el mismo hierro que su madre, lo cual evidenciaba quien era el dueño de ambos animales. A decir verdad, este hierro que hoy denominamos de cría, sólo identificaba al propietario o criador, mas no particularmente al ejemplar. Podríamos decir: esta yegua es de tal persona, porque tenía el hierro registrado ante la autoridad correspondiente.
Gumersindo Aparicio Sánchez, Médico Veterinario Español, define esta práctica de identificación de la siguiente manera:
¨ Se refieren a las variadas combinaciones de figuras, signos o letras indeleblemente impuestas en la piel de los animales domésticos, mediante la acción del hierro candente, adoptando la figura apetecida y aplicada en determinada región¨.
En Venezuela tenemos el Decreto N°406 sobre Registro Nacional de Hierros y Señales (la verdad no sé si todavía está vigente), que regula este aspecto. Diferencia este Decreto dos hierros: el hierro de criador y el hierro del intermediario o persona que trafica con ganado con fines comerciales o un comprador que no es el dueño original del animal.
Según este Decreto, el hierro de criador es obligatorio y debe estar registrado en el Ministerio de Agricultura y Cría (lo que denominábamos MAC) ahora será en el ente que lo sustituye (INSAI). Es obligatorio para el traslado de los equinos y debe ser aplicado en el cuarto trasero Izquierdo, además debe llevar el número correspondiente a la entidad federal.
La práctica de marcar con hierro candente o hierro al fuego como también se le domina para diferenciarlo del hierro al frío, del cual trataremos en otra oportunidad, es utilizado en la mayoría de las explotaciones equinas, tanto extensivas como semi-intensivas, en las cuales el contingente equino está conformado casi exclusivamente por ejemplares criollos y mestizos, los cuales son destinados a faenas de trabajo ganadero o para el deporte de los toros coleados, tan popular entre nosotros. En un trabajo que realicé por los estados llaneros encontré que un 87,5% de los criadores encuestados  utilizan el hierro al fuego como identificación de su cría.
Famoso hierro Río Frío Caballo Lusitano (Foto J. L. Canelón)
El hierro de intermediario debe ser aplicado en la espalda o paleta izquierda, realmente poco práctico si consideramos que cada vez que un caballo cambie de dueño tendría un hierro nuevo en la espalda.
El hierro de cría, nos indica la propiedad del animal o la finca o hato de origen, siendo poco útil para los registros. Sin embargo, algunos criadores venezolanos utilizan además de este hierro, otras marcas al fuego para complementar la identificación del ejemplar. Así por ejemplo: a) En el muslo derecho se marca el último número del año de nacimiento, el número del Padre y el número individual del ejemplar en el rebaño. (Véase fig. N°1). b) En hatos con caballos cimarrones: el hierro de la finca y el último número del año en que fue separado del hatajo cimarrón, en nalga derecho y/o izquierda (Véase Fig. 2).
Esta última forma no ayuda mucho a la identificación del ejemplar, puesto que en un año x se pueden separar del hatajo cimarrón caballos de diferentes edades y además no individualiza a los ejemplares marcados. c) Hierro de la finca en ambas piernas, dos últimas cifras del año de nacimiento, seguidas del número correspondiente a su nacimiento ese año, de manera secuencial, (Véase Fig. N°3). Esta es una manera sencilla y rápida de identificar un ejemplar con la edad aproximada y su número individual dentro del rebaño.

La marcación con hierro al fuego debe realizarse a más tardar en el momento  del destete, especialmente si no se acompaña con otro sistema de identificación (Reseña, por ejemplo), debido a que la separación de la madre, dificulta la identificación del potro.
Debemos hacer notar, que aunque el Decreto sobre Registro Nacional de Hierros y Señales, en su artículo 8 indica que los equinos deben ser herrados al fuego en el cuarto trasero izquierdo, los ganaderos en su mayoría, hacen caso omiso de este mandato y marcan indistintamente en el cuarto trasero izquierdo, derecho, en la espalda derecha o izquierda, lugar anatómico destinado a la colocación del hierro  del intermediario. También conseguimos hierro al fuego en caras mediales de una o ambas nalgas.

Hato El Frío, Edo. Apure. Hierro nalga izquierda y muslo derecho
(Foto J. L. Canelón)

 

 

Finca Sicarigua. Edo. Lara. Año de nacimiento y número individual (Foto J. L. Canelón)
Algunas asociaciones de criadores de caballos, como la Asociación Internacional de criadores de la Raza Shagya Arabe, exigen se le marque al ejemplar puro con el hierro distintivo de la raza. En Venezuela, el Haras Rancho Alegre en el estado Yaracuy es pionero de esta raza y podemos apreciar  en sus ejemplares el hierro distintivo, (Véase foto).
Podemos decir que hay dos posiciones en relación al uso del hierro al fuego en los caballos. Una que lo desecha en aras de mantener los caballos sin marcas visibles, considerando que afean al ejemplar y otra que considera el uso del hierro al fuego como una distinción, especialmente el hierro de cría cuando este viene de una casa, ganadero o criador de renombre.
Actualmente, debemos añadir una tercera posición, desarrollada por el auge y el mejor conocimiento en lo relacionado al bienestar animal, al derecho de los animales a ser tratados con cariño y evitarles sufrimientos, el hierro al fuego indudablemente es uno de ellos.

Hierro de la Raza Shagya Arabe

Hierro Shagya Arabe (Foto J. L. Canelón)

En próximos artículos, trataré de otros sistemas que pueden ser utilizados solos o varios a la vez.

Prolapso uterino con reporte de endometritis por ubicación del útero en una yegua Cuarto de milla. Reporte de caso.
Por: Julio César Berrio (Pasante Medicina Veterinaria y Zootecnia UDCA 2010 Criadero las Islas) / (57) 312 496 7669  / juliocesarberrio1014@hotmail.com, y Javier Carrillo Ortegón (Zootecnista UDCA 1996) Inseminación artificial y Transferecia de embriones en equinos / (57) 313 252 6318 - (57) 300 266 8893 / javivancar@hotmail.com / www.criaderolasislas.com

Resumen:
Equino hembra Cuarto de milla, color bayo, de siete años de edad con 400kg de peso, procedente de Restrepo (Meta) y con una función zootécnica de vaquería y cría, con un plan completo de vacunación y vermifugación, con dieta basada en Brachiaria humidicola y suplementada con 4 kg de concentrado en dos raciones diarias, el motivo consulta es  por la presentación de un prolapso uterino con 4 horas de evolución pos-parto a término con mortinato, al examen clínico se encuentra un animal con frecuencia cardiaca de 68 latidos por minuto, un tiempo de llenado capilar de 3 segundos con pliegue cutáneo de 3 segundos, hipo motilidad en los cuatro cuadrantes, pulsos digitales negativos y extremidades frías, se evidencia un prolapso uterino completo con edema marcado, congestión severa, múltiples erosiones en la mucosa endometrial, sangrado leve y edema marcado del cérvix. En base a los hallazgos clínicos se decide iniciar hidratación con solución ringer lactato, se administra flunixin meglumine, posteriormente bajo anestesia epidural se realiza limpieza y lavado del endometrio con yodopovidona al 0,05% y se aplica un agente osmótico para disminuir el edema, a continuación se realiza posicionamiento del útero dentro de la cavidad pélvica, se inicia ceftiofur y DMSO, se hace lavado, sifonaje uterino y se administra oxitocina con una evolución satisfactoria. Posteriormente se inicia primer servicio sin obtener preñez, en el siguiente servicio se realiza lavado para transferencia de embriones y a cambio se obtiene múltiples flóculos blanquecinos y se inicia terapia con ceftiofur 3 mg/Kg intravenoso cada 24 horas durante cinco días.

A partir de este momento se toma como yegua problema con un posible diagnóstico de endometritis; el animal presenta flujo vaginal transparente; se realiza lavado uterino obteniéndose flóculos blanquecinos, se decide mandar muestras para cultivo y se manda isopado para citología, el resultado de cultivo y la citología nos permitió establecer como diagnóstico de trabajo una endometritis por Klebsiella spp, se inicia tratamiento con lavados uterinos y oxitocina, y se iniciará tratamiento con sulfatrimetropin, gentamicina o sulfato de amikacina.

Palabras claves: Yegua, prolapso uterino, yegua problema, endometritis, Klebsiella, flóculos,

La yegua problema es una reproductora que ha sido servida en dos ciclos consecutivos con semen de buena calidad y en el momento apropiado  a la cual se ha hecho seguimiento reproductivo sin lograr la preñez; una de las causas es la endometritis, la cual es la inflamación  del endometrio aguda o crónica  que puede ser de origen infeccioso o no infeccioso y que conlleva  a problemas reproductivos en la yegua (Samper 2007, Reed 2004).
En cuanto a la etiología de la endometritis de acuerdo a los resultados del cultivo en el cual se aisló Klebsiella spp, ésta es un bacilo gram negativo, anaerobio facultativo, capsulado inmóvil, que carece de flagelos y no es esporulado; como factores de virulencia posee una propiedad antifagocítica en su cápsula y sirve como barrera no específica contra las células del hospedador, como lipopolisacáridos tenemos el antígeno O que se encuentra en la pared celular, el antígeno K que se encuentra en la cápsula, entre otros factores de virulencia muy frecuente en patologías genitales encontramos K1,K2,K3 yK5 y 77 tipos de lipopolisacáridos capsulares reconocidos. (Stanchi, 2007), (Pieroni,1996). Se cultiva en agar sangre o Mc conkey a temperatura de 37°C de 24 a 48 horas.
Epidemiológicamente se han descrito algunas bacterias que predominan en las endometritis bacterianas entre las que se encuentran: la Escherichia coli con un 17.2%, Estafilococos coagulasa negativo 10,6%, Estreptococcus beta hemolítico 9,5%, Bacilus sp 8.5%, Pseudomona aeroginosa 8,2%, Klebsiella pneumoniae 5%, Klebsiella sp 2,3% (Frey G. 1991).

Se utiliza un agente osmótico para disminuir el edema y con una tela previamente esterilizada se procede a realizar el aposicionamiento del útero en la yegua

El perfil del paciente, se encuentra en yeguas de 12 a 18 años debido a que la edad afecta la depuración de bacterias y productos de la respuesta inflamatoria, que estén bajo influencias de estrógenos, después de partos complicados con fistulas recto vaginales o prolapso uterino, contaminaciones externas producidas por mala conformación perineal, generalmente con posiciones del periné con una pendiente mayor a 10°, con conformaciones perineales pobres como es el caso hereditario en algunas yeguas Pura Sangre Inglés. (Pascoe, 1979).

Prolapso uterino marcado llegando a nivel de los corvejones

La signología descrita tenemos: historial de infertilidad, repetición de calores, intervalos ovulatorios irregulares, folículos hemorrágicos anovulatorios, descarga vulvar de 2 a 3 días pos monta, exudado mucoso blanco grisáceo y profuso, secreciones adheridas a la base de la cola, endometritis, vaginitis, cervicitis. (Colahan, 1998). A la palpación rectal se encuentra un leve aumento del espesor superficial del útero, debido al edema originado por el proceso inflamatorio, además se puede percibir aumento de volumen del útero y al comprimir el útero puede haber escurrimiento de secreciones a través de la vagina y observar exudados en la comisura ventral de la vulva. Fisiopatológicamente se inicia con factores predisponentes como traumas, montas naturales, semen, bacterias ocasionales (Klebsiella spp) partos distócicos y prolapso uterino, los cuales alteran las barreras físicas teniendo en cuenta en estos casos que tienen mayor predisposición las yeguas susceptibles produciendo una contaminación uterina, ocasionando una inflamación en el endometrio, como producto de esa inflamación hay migración de polimorfonucleares, macrófagos y sistema complemento el cual no es efectivo debido al lipopolisacárido K de la cápsula que inhibe el proceso de opsonización, el organismo recurre a la fagocitosis y procesos oxidativos para eliminar la bacteria, ya sea por resistencia a la bacteria o por fallas de depuración de procesos inflamatorios, si esta endometritis es persistente conduce a problemas de fertilidad ocasionando lisis temprana del cuerpo lúteo, muerte del semen por proceso inflamatorio y muerte embrionaria generando una yegua problema. (Samper, 2010), (Colahan,1998).
En los planes diagnósticos planteados encontramos: ultrasonografía transrectal, cultivo de secreciones uterinas, citología uterina, biopsia endometrial, endoscopia uterina, inspección de periné, vulva, corvejones, cola, palpación rectal (Patrick, 2008).
El tratamiento se realiza de acuerdo al antibiograma del cultivo, pero se tienen datos de que esta bacteria es sensible al sulfato de amikacina 1–2 gr por lavado, gentamicina 0.5-2 gr por lavado, sulfato de kanamicina 1-2gr por lavado, trimetoprim-sulfa 120 mg por lavado, clorhexidina 1-2%, yodopovidona solución al 0,05%. (Reed, 2004).
Reporte de caso:
Equino hembra cuarto de milla, color bayo, de siete años de edad con 400kg de peso, procedente de Restrepo meta y con una función zootécnica de vaquería y cría, con un plan completo de vacunación y vermifugación, negativo a Anemia Infecciosa Equina, con dieta basada en Brachiaria humidicola y suplementan con 4 kg de concentrado en dos raciones diarias. Como motivo consulta, es un animal de cría que lleva dos servicios consecutivos con semen de buena calidad y en el momento apropiado y sin lograr una preñez, como anamnesis se reporta un prolapso uterino histórico.
Se realizó un lavado de embriones en el que se utilizó monta natural, donde no se obtuvo embrión. Durante el lavado de embriones se observaron flóculos blanquecinos abundantes, al examen clínico se encuentra un animal con constantes vitales dentro de los rangos normales, normo-motil de los 4 cuadrantes, dentro de los hallazgos anormales se encontró fluido vaginal transparente, se realiza lavado para transferencia de embriones obteniendose flóculos blanquecinos. De acuerdo a los  hallazgos en el examen clínico se enlistan como problemas, yegua problema, fluido vaginal transparente, flóculos blanquecinos al lavado uterino y un prolapso uterino histórico, planteando como diagnósticos diferenciales: endometritis, endometritis pos apareamiento, crónica, bacteriana producida por:  Streptococcus ß hemolítico, Streptococcus zooepidemicus,  Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Pseudomonas aeruginosa, Pasteurella spp, Citrobacter spp, Staphylococcus spp. y por hongos como candida spp, aspergillus spp, mucor spp, metritis contagiosa equina Taylorella equigenitalis, quiste endometrial, neoplasias, taponamiento de los oviductos.

Flóculos blanquecinos que pueden guiarnos hacia una presentación de piómetra o simplemente presencia de células de descamación de la mucosa uterina.

Como planes diagnósticos se plantean: Abdominocentesis, cuadro hemático, ultrasonido transrectal, ultrasonido transabdominal, se realizo lavado uterino, se  cultivo el líquido del lavado uterino, citología de isopado. Dentro de otros planes diagnósticos que nos pueden ayudar a guiar el diagnóstico tenemos: endoscopia uterina, biopsia endometrial; a la ecografía reporto edema en pliegues uterinos grado 3. La citología reporto abundante células epiteliales, reacción leucocitaria de Polimorfonucleares y linfocitos. (Analab del llano Ltda, 2010). En el cultivo se aíslo Klebsiella spp con sensibilidad alta a la enrofloxacina, trimetoprim sulfa, fluorfenicol, con sensibilidad media a la gentamicina, amoxacilina, ácido clavulonico y con resistencia a la cefalexina y oxitetraciclina, en el lavado uterino se encontraron células epitelio-uterinas con presencia de gram negativos. (Analab del llano Ltda,2010).

Lavado uterino con Ringer lactato

En base a estos resultados se instauró un lavado uterino con ringer lactato a un volumen de 2000mL y se administró oxitocina a razón de 20 UI intramuscular y por último el antibiótico a elegir de acuerdo al antibiograma estaría entre la enrofloxacina, sulfa trimetoprim y fluorfenicol, el cual está en espera por decisión del propietario.

Discusión:
Se realizaron consideraciones respecto al manejo de reproductoras problema como son: que son  inseminadas solo una vez, preferiblemente con semen de buena calidad. Las yeguas servidas con semen fresco son apareadas dentro de las 48 horas antes de la ovulación, dentro de las 24 horas cuando se emplea semen refrigerado o dentro de las 4 horas si se utiliza semen congelado. Este último es depositado en la punta del cuerno uterino ipsilateral al folículo dominante por inseminación ecoguiada. El semen refrigerado de mala calidad es centrifugado y la yegua es inseminada con 2-2,5 ml de semen centrifugado también depositado por inseminación profunda en el cuerno. Para asegurarse la ovulación, las yeguas reciben un agente inductor de la ovulación. También son evaluadas todas las yeguas  entre las 4 y las 8 horas posteriores a la inseminación, para evaluar la cantidad de líquido acumulado y el grado de edema. Si el líquido libre es detectado, se realiza un lavado uterino utilizando una solución lactada de Ringer tibia, hasta que el reflujo sea claro. El lavado uterino es realizado sin considerar el estado de la ovulación. Esperar que la yegua ovule puede producir un prolongado proceso inflamatorio en el útero, que podría ser difícil de controlar si la yegua va a ser apareada 24-48 horas previo a la ovulación. Si no se detecta líquido pero el grado de edema uterino ha aumentado, la yegua será tratada con 20 mg de dexametasona por vía IM y un agente  como la oxitocina.

Las yeguas son examinadas a diario para establecer el día de la ovulación y evaluar el contenido uterino y el patrón de edema. Se efectúa la cirugía de Caslick en la mayoría de las yeguas problemáticas ya que no todas las yeguas necesitan tener una vulva inclinada para aspirar aire o contaminarse con materia fecal. Muchas yeguas con una pequeña distancia ano-genital (entre el ano y la comisura vulvar dorsal) se contaminan con facilidad. (McCue, 2009) (Samper, 2010).
En cuanto al tratamiento más adecuado, se han asociado varias supuestas ventajas con el tratamiento sistémico con antibióticos en oposición a los tratamientos intrauterinos. La administración parenteral elimina los riesgos de contaminación bacteriana del tracto reproductor asociado con repetidas infusiones intrauterinas. Algunos fármacos se  pueden asociar a reacciones tisulares locales cuando se infunden en la luz uterina. Existe poca documentación acerca del tratamiento sistémico para la endometritis, los autores han sugerido que esta terapia sea considerada en los casos en los casos en los cuales los estratos más profundos del útero están infectados o inflamados como en el caso de una metritis posparto. El autor solo utiliza rutinariamente antibióticos sistémicos en casos en los cuales las yeguas muestran signos sistémicos de enfermedad asociada con el tracto reproductor, a demás la mayoría de infecciones uterinas en la yegua están limitadas a la luz y a la parte superficial del endometrio, por lo cual el tratamiento local del útero por medio de infusión uterina se va favorecido, porque se considera probable que de altas concentraciones de antibiótico dentro de la luz y en los estratos superficiales del endometrio. Los factores a considerar en la elección de un antibiótico para ser utilizado en el útero incluye el tipo de microorganismo aislado, el patrón de sensibilidad de los agentes aislados y la posible eficacia del fármaco en el útero. La elección del antibiótico debe basarse en el aislamiento del microorganismo causal por medio de cultivos uterinos seguidos del correspondiente antibiograma. En los casos en que no se cuenta con el cultivo y antibiograma, la elección del fármaco debe basarse en los microorganismos bacterianos esperados y en la predicción acerca de los patrones de susceptibilidad antibiótica. El tratamiento con irritantes también ha  recibido crédito como estimulante de respuestas  inflamatorias agudas y graves dentro del endometrio, lo que puede ayudar a resolver una inflamación monocítica  crónica comúnmente asociada con una endometritis degenerativa o una endometriosis. (Reed 2004).

Yegua después del tratamiento contra la endometritis bacteriana y reducción del prolapso uterino

Fisiología y métodos diagnósticos de la yegua gestante. Parte I.
Por: Wilmer Junior Ruiz M.V, Háras J.R., Háras La Zulianita, Háras & Stud Norte Sur, Háras Anirick / ruizvillasmil@hotmail.com

Gestación en la yegua
La duración de la gestación es el intervalo que va desde la fecundación al parto, esta determinada genéticamente, aunque puede ser modificada por factores maternos, fetales, genéticos y ambientales. El tiempo de gestación en la yegua varía entre 315 a 360 con un promedio de 335 días y es influida por la talla materna, genotipo fetal y momento de la estación reproductiva en que ocurre la concepción. EL desarrollo in útero puede verse afectado por cambios degenerativos de desgarro y desgaste endometrial, tales como la fibrosis quística y atrofia glandular. El crecimiento fetal es retardado por disfunción placentaria en yeguas que muestran tales cambios, y en consecuencia, la gestación puede alargarse.

Reconocimiento materno
En los equinos la zona pelúcida se adelgaza hasta desaparecer y en su lugar aparece una membrana nueva formada por glicoproteínas denominada cápsula (propia de los equinos) y esta le da cierta rigidez al embrión e interviene en el reconocimiento materno de la preñez (función inmunitaria para que el embrión no sea rechazado por la madre).
La migración es un proceso en el que el embrión llega al útero (día 6) hasta el día 16, migra por los cuernos y cuerpo uterino. Esta migración está dada por la contracción de los músculos del útero y la rigidez del embrión dada por la cápsula. Esto sirve para que el endometrio reconozca la presencia del embrión. Si el endometrio no se entera que hay un embrión, el día 14 se produce la liberación de PGF2a(Prostaglandina F 2  alfa) y lisis del cuerpo lúteo. Entre el día 9 y 12 es el periodo donde el embrión tiene máxima movilidad. A partir del día 12 el embrión comienza a moverse cada vez menos hasta el día 16 que queda fijo; la quietud se ve favorecida porque al mismo tiempo aumenta el tono uterino y el tamaño del embrión.

Entre los mecanismos de supervivencia encontramos el factor temprano de preñez, producido por el embrión muy tempranamente (48 horas), también el pasaje selectivo del ovocito fecundado al útero, la inhibición de la liberación de PGF2anosupersub por el endometrio, también intervienen en el mecanismo de reconocimiento materno las secreciones uterinas, la invasión del endometrio por células del trofoblasto en el día 25-42; dando estas células origen a las copas endometriales (entre el saco vitelino y el alantoides) que producen eCG (Gonadotrofina Coriónica Equina) hasta el día 120 de gestación aproximadamente, siendo esto necesario para los picos de FSH (Hormona Folículo Estimulante) y LH (Hormona Luteinizante) que dan formación a los cuerpos lúteos accesorios.
A partir del día 14 comienza el reconocimiento materno y finaliza el día 16, el embrión circulante se implanta en un cuerno, generalmente en la parte con más declive y la movilidad uterina cesa. Se considera embrión hasta el día 42-45 (es aquí donde se completa la organogénesis). En el reconocimiento de la gestación el embrión previene la secreción de prostaglandinas por varios mecanismos, cada uno especifico de su especie. En el caso de los équidos la abundante secreción endometrial acompaña o precede el aumento de tamaño del blastocisto y señalan la presencia de una proteína transportadora denominada “uteroferrina” (de 31 kDa) en cerdas y yeguas. Estas proteínas serían absorbidas por el embrión, sin embargo, su rol en el proceso de implantación no está determinado.

Comportamiento hormonal durante la gestación
Estrógenos

Las concentraciones de estrógenos en el plasma permanecen bajas durante los primeros 4-5 meses de la gestación, luego aumentan de manera constante hasta alcanzar un máximo entre el 9-10 mes de gestación, para disminuir rápidamente al final de la preñez (produciendo un evento denominado inversión esteroidal inversa) disminuyendo el estrógeno y aumentando la progesterona a medida que se aproxima el evento de parto.

Progesterona
La concentración de progesterona hasta el día 35 refleja su secreción por el cuerpo lúteo primario, luego los valores aumentan con el desarrollo de los cuerpos lúteos secundarios, y se mantienen hasta que estos comienzan a experimentar regresión en el día 15. Después de este momento, la placenta está suficientemente desarrollada para adoptar un menor nivel progesterona. Durante los dos últimos meses de la preñez, los niveles de progesterona aumentan de manera continua hasta alcanzar un segundo pico que es significativamente mayor que las concentraciones previas. Durante la gestación hay dos picos de progesterona plasmática, el primero que ocurre durante el tercer mes, coincide con altas concentraciones de eCG y probablemente es causado por las copas endometriales o los cuerpos lúteos secundarios. El segundo pico ocurre en el mes 11 y probablemente representa la secreción de progestágenos placentarios.

Gonadotropina coriónica equina
La yegua es la única especie conocida fuera de los primates superiores que produce una gonadotrofina coriónica, pero lo hace transitoriamente y después del embarazo sólo está bien establecida. En realidad, es mal llamada eCG y la placenta es una forma de LH, única sólo en la forma que se procesa como producto de la invasión de las células coriónicas, aparece por primera vez en la sangre materna aproximadamente el día 35. La Gonadotrofina Coriónica Equina (eCG) hace aumentar las concentraciones de progesterona sérica, en gran parte como resultado de la estimulación de la luteinización de los folículos ováricos adicionales, pero su necesidad durante el embarazo sigue siendo ambigua, entre los días 40 y 120 de la preñez, están presentes elevadas concentraciones de gonadotrofina coriónica equina (eCG) en la sangre materna, no así en la fetal. Dicha hormona, que es secretada por células trofoblásticas y no por el endometrio como antes se creía, luteiniza los folículos y mantiene el funcionamiento de los cuerpos lúteos accesorios o secundarios.
El genotipo fetal tiene un efecto pronunciado en la concentración materna de eCG, el suero sanguíneo en la yegua preñada por un burro contiene sólo alrededor del 10% de la concentración de eCG presente en la preñada por un garañón. Al parecer el alantocorion constituye un estímulo, posiblemente de naturaleza química, que regula la actividad secretoria de las cúpulas endometriales.

Cambios en los órganos reproductivos maternos
Vulva y vagina: durante la segunda mitad de la gestación ocurren cambios en el aparato reproductor, particularmente en vulva y vagina. La primera se torna muy edematosa y vascular es pálida y seca durante la mayor parte de la gestación, pero se torna edematosa y flexible hacia su término.
Cuello uterino: durante la gestación, el feto en desarrollo es retenido dentro del útero por el cierre hermético del agujero externo del cuello uterino. Un moco viscoso sella el conducto cervical. Este llamado tapón mucoso de la preñez se licua y expulsa en forma de bandas inmediatamente antes del parto.
Cambios en el útero: durante la gestación, persiste el cuerpo lúteo del ciclo (cuerpo lúteo verdadero), y como resultado, se suspenden los ciclos estrales. Se desarrollan 10-15 folículos entre los días 35 y 150 de gestación, los cuales se luteinizan para formar cuerpos lúteos accesorios. En la yegua tanto el cuerpo lúteo principal como los accesorios degeneran hacia el séptimo mes de gestación.

Cambios en los ovarios
Se reconocen cuatro etapas diferentes de la función ovárica
1. Al principio de la preñez está presente un solo cuerpo lúteo verdadero; se creía que este experimentaba regresión hacia el día 40, pero después se ha observado que el cuerpo lúteo primario persiste más allá de ese día de la preñez.
2. Entre los días 40 y 150 de la gestación hay actividad ovárica. Hasta 10 a 15 folículos (con diámetro mayor a 1 cm) experimentan luteinización para formar los cuerpos lúteos accesorios. La recuperación en oviductos de óvulos recientemente ovulados sugiere que alguno de los folículos ovulan aunque los óvulos no fecundados se retengan en el oviducto por varios meses. Cada ovario suele contener tres a cinco cuerpos lúteos accesorios.
3. De los 5 a los 7 meses de gestación, tanto el cuerpo lúteo primario como los secundarios y los folículos grandes experimentan regresión completa, la yegua no presenta signos de estro, lo cual se debe a la secreción placentaria de progesterona hasta el final de la gestación.
4. A partir del séptimo mes sólo se encuentran vestigios de los cuerpos lúteos y folículos pequeños, pero durante las últimas dos semanas de la gestación comienza la actividad folicular como preparativo para el estro post-parto “celo de potro”.
Los cuerpos lúteos primarios, secundarios y la placenta contribuyen todos al total de progesterona secretada durante la preñez. La concentración de progesterona de los cuerpos lúteos en el plasma periférico está estrechamente correlacionada con los cambios morfológicos que ocurren en estos. Las semejanzas y diferencias en el funcionamiento ovárico entre yeguas preñadas e histerectomizadas sugieren que, si bien al parecer la eCG no estimula el desarrollo folicular, si prolonga la duración y estimula la actividad secretoria del Cuerpo Lúteo primario, e induce la ovulación, la luteinización (o ambas) de los folículos secundarios de yeguas preñadas. La ovariectomía no termina la gestación si se realiza después del día 70 de ésta.

Ligamentos pelvicos
La relajación gradual de los ligamentos pélvicos ocurre en el curso de la gestación, en la yegua no es tan notable como en la vaca y en la oveja. La relajación se relaciona con elevadas concentraciones de estrógenos al final de la preñez y con la acción de la relaxina.

Cambios fisiológicos durante la gestación
Aparato reproductor:
por efecto de la progesterona se produce el crecimiento de las glándulas endometriales, aumenta la vascularización y se produce una infiltración leucocitaria. Se incrementa la secreción glandular, el moco vaginal se espesa y se forma el tapón mucoso. El útero aumenta de tamaño y se desplaza progresivamente hacia la cavidad abdominal.
Glándula mamaria: se produce el desarrollo de los conductos y alvéolos mamarios por acción de los estrógenos y de la progesterona.
Equilibrio hídrico y electrolítico: los estrógenos y progesterona aumentan la concentración de aldosterona y favorecen la retención del sodio; esto junto con la retención de otros minerales hace que aumente el agua corporal.
Sistema circulatorio: aumenta la eritropoyesis pero después de que se haya producido el aumento del volumen plasmático por tanto aparece una anemia fisiológica o hemodilución de la gestación. También se presenta una taquicardia consecuencia del aumento de la volemia y una reducción de la presión arterial sistólica.
Aparato respiratorio: se produce una hiperventilación ya que la capacidad funcional de los pulmones va disminuyendo al ir avanzando la gestación por una elevación del diafragma.
Sistema gastrointestinal:
los niveles elevados de progesterona producen una relajación generalizada del músculo liso. Se hace más lento el vaciamiento gástrico y el tiempo de tránsito intestinal aumenta.
Metabolismo: se determina un aumento de la ingesta de alimentos debido a una respuesta del SNC a los esteroides gonadales. Al inicio de la gestación hay hiperinsulinismo e hiperlipidemia.
Aparato excretor: el flujo plasmático renal y la fracción de filtración se mantienen durante toda la gestación por encima de los valores de las hembras no gestantes.
Cambios fetales
Al crecer desde el óvulo fecundado esférico hasta el feto a término, el embrión no sólo aumenta de talla y peso, sino que también experimenta muchos cambios de forma. La velocidad de crecimiento, o sea el aumento porcentual en peso y dimensiones por unidad de tiempo (crecimiento relativo), es mayor en las fases tempranas y disminuye a medida que avanza la gestación. Por el contrario, el incremento absoluto por unidad de tiempo (crecimiento absoluto) es exponencial, hasta alcanzar un máximo al final de la preñez. La rapidez del crecimiento fetal depende principalmente del aporte de nutrientes y de la capacidad del feto de utilizar las hormonas fetales además del ambiente intrauterino. De modo, existe una estrecha integración entre el suministro de alimento al feto (factores ambientales), la rapidez de división celular (factores genéticos) y, por tanto, la velocidad de crecimiento.

Etología aplicada y bienestar animal. El caballo y el niño.
Por: Juan Guillermo Villa, Asesor, M.V. / Cel.: 0414 453 2905/ corcelvilla@gmail.com

Taller de Doma racional en Zaraza, Guárico, organizado por AGRODIZA, potro de 6 meses con valiente niño que lo manipulan y monta por 1 vez
Ustedes se preguntaran porque no el niño y el caballo, simplemente porque son los niños los protagonistas de este articulo quienes se relacionaran con sus maestros y amigos como les dicen a los caballos, las fotos muestran  a lo largo y ancho del territorio nacional de las inquietudes y aportes al futuro del campo tomando como referencia la etología aplicada y el bienestar animal en equinos
En resumen los temas de Etología animal, describen como es el comportamiento natural de determinada especie en este caso animales domésticos y de compañía, de cómo es su mundo, como lo perciben y todo lo que esta a su alrededor incluyendo al hombre, para de esta manera determinar el trato adecuado y minimizar las situaciones de stress, los accidentes a la especie a tratar y laborales y en consecuencia aumentar la producción, el rendimiento en sus diferentes aspectos productivos, reproductivos, actividades complementarias y deportivas a su vez mejorar la relación hombre-animal en armonía con el medio que lo rodea sin olvidar los aspectos generales del bienestar animal  en el contexto de la ciencia animal aplicable a explotaciones pecuarias, agroindustria y su legislación en el ámbito nacional e internacional. Haciendo un poco de historia de esta relación vemos como anteriormente grandes estudiosos del tema  Freud y Wittgenstein:
Comentaban que  la fobia a los caballos de un niño era tratada, antes del nacimiento del psicoanálisis, por el psicólogo como si el problema estuviera en la relación niño-caballo. El psicólogo hablaba con el niño para ofrecerle argumentos de que a los caballos no debe tenérseles semejante miedo: -Un caballo, recuerda- le dice el psicólogo- no es tan peligroso. Están amarrados y los jinetes los controlan. Son animales domésticos, sirven al hombre, etc., etc.- El niño, obviamente, no respondía a tan sabios consejos, persistiendo su miedo, y el psicólogo, por su parte, se rebanaba los sesos tratando de buscar más argumentos que demostrasen por qué los caballos no son tan peligrosos. Al no obtener respuesta simplemente catalogaba al enfermo como “idiota incurable” y lo mandaba al manicomio de por vida a que lo llenaran de droga.
La innovación de Freud está en, no buscar más argumentos que demostrasen la docilidad de un caballo, sino responder: “Los caballos no tienen la culpa. El problema está en otro lado. Está en la vida inconsciente del individuo”. Freud trató a un niño con esta fobia, y en vez de perder el tiempo tratando de resolver un problema que no existe 2), buscó dónde se hallaba; el niño había tenido una etapa de Edipo interrumpida donde su padre aún se sentía como amenazador para sus instintos. Una tarde el padre lo alzó en sus rodillas y jugaron al caballito, dejándolo caer fuertemente. El niño, luego, escuchó por boca de una criada de la casa que un caballo había mordido los genitales a un soldado.

Quedo completada la significación: “el padre me quiere castrar (dejar caer) para que no me quede con mi madre. Debo vivir con mi padre y sería muy displaciente que le huyera todo el tiempo. Traspaso entonces mi miedo paternal a los caballos”. Una terapia con el fin de terminar la etapa de Edipo y perder el miedo al padre tiene dos ventajas: deja en paz a los caballos y cura al niño de la fobia. Que interesante, pero más aún la asombrosa historia de un niño, Rowan, diagnosticado como autista a los tres años y un viaje por las estepas de Mongolia, el lugar de la tierra donde los caballos fueron domesticados por primera vez hace 3.000 años, donde nació la palabra “chamán”: “el que cura”, y donde siguen venerando la figura de estos hombres sagrados. Todos estos son los elementos de esta extraordinaria historia de unos padres que buscaban “curar” a su hijo pero que encontraron el verdadero significado de la Vida. Rupert Isaacson es un periodista estadounidense, nacido en Londres, que escribía discursos políticos y libros de viajes sobre sus experiencias en África con tribus bosquimanas y en el que profundiza sobre sus tradiciones y mitos. Además, Isaacson participaba activamente en grupos activistas pro-derechos humanos y se dedicaba a cuidar caballos. Era un “susurrador de caballos”. La madre, Kristin Neff, trabajaba como psicóloga clínica en un centro de Texas con niños que presentan problemas de socialización y relación con los demás. Tuvieron una paternidad deseada y feliz hasta que un día su hijo dejó de hablar de repente, se encerró en su mundo y le daban rabietas y gritos que nada ni nadie parecían consolar. El autismo entró en sus vidas. Pero además de la lucha y la valentía para ir contracorriente, en la historia de Rowan nos encontramos con LA TERAPIA CON ANIMALES, esos seres con emociones, potencialmente sanadores y que, como explica el experto, “aman sin dobleces”.
La finalidad de estos talleres en Venezuela es enseñarles a los niños y jóvenes, métodos no violentos del trato con los caballos y que aprendan de su comportamiento, su naturaleza, su manejo adecuado, por eso son muy oportunos estos planes o campamentos vacacionales, y más aún en armonía con la naturaleza. Ellos son el futuro, es nuestro deber como padres, educadores, hombres y mujeres del campo sembrar en ellos la semilla de la esperanza, que conozcan lo importante del ser humano en el desenvolvimiento del sector primario que produce los alimentos para las futuras generaciones, los gobiernos del mundo y nuestros gobernantes deberían de volcarse a esto: al campo, sus niños, (sus amigos los caballos) y  el mundo agropecuario en general, seguir el ejemplo de los amigos de Guasimales que dentro de sus instalaciones costean una escuela de 150 niños y no solamente les educan sino que les enseñan las labores del campo con tecnología de punta y recursos sustentables, pero las difícil de los educadores de esta institución no es solo educar sino, enseñar haciendo, de explicarles inteligentemente, cuando son visitados por la institución nacional del terror que esta buscando acabar con estos sueños. La Dra. CONCEPCIÓN CARBAJOSA MENÉNDEZ Profesora Titular de la Universidad de Oviedo del Área Didáctica de la Expresión Corporal Y Educación Física para niños con Necesidades Educativas Especiales y la Dra. CATALINA RIAÑO GONZÁLEZ Doctora Universidad de Oviedo en su artículo; EQUITACIÓN INCLUSIVA: A CABALLO ENTRE EL OCIO, LA ACTIVIDAD FÍSICA Y LA TERAPIA tiene una propuesta didáctica muy interesante donde los alumnos al finalizar el programa estarán en la capacidad de:
Taller de doma racional en Agroturismo La Parcela, San Carlos, Cojedes, potro criado en puesto nótese la mansedumbre por ser la 1 vez que se le coloca una silla

Manejar pie a tierra un caballo o pony de buen temperamento de forma segura y eficaz.- Adquirir el hábito de tomar las precauciones necesarias para evitar accidentes y sorpresas desagradables en el manejo de caballos o ponys pie a tierra. - Preparan por sí mismo el caballo o pony para ser montado (sacarlo de la cuadra, cepillarlo, limpiar cascos, etc.). - Poner y ajustar el equipo básico de montar necesario.- Proporcionar al caballo o pony los cuidados después de montar de forma que vuelva a la cuadra en perfectas condiciones.-Reconocer síntomas evidentes del mal estado del caballo mediante la observación de su comportamiento, su forma de moverse y comportarse, la expresión de sus ojos o el aspecto de la piel.- Montar en el picadero en tanda con otros jinetes con equilibrio, coordinación y guardando las distancias de seguridad.- Conducir el caballo realizando movimientos simples con autonomía y moderada precisión.- Montar en el campo con pequeños grupos de jinetes bajo la tutela de un monitor de equitación con un grado de autonomía suficiente, que le permita respetar las distancias de seguridad, manteniendo la cohesión del grupo y respetando las normas elementales de este tipo de equitación de exterior (prioridades de paso, utilización de caminos, respeto por el medio ambiente, etc.).- Realizar un correcto calentamiento para la práctica de la equitación.- Entender el funcionamiento básico de las competiciones ecuestres en sus diversas disciplinas.

Taller de Doma racional en Upata, Bolívar en Agropecuaria Delfino Contenidos y procedimientos
1.- Acercamiento al caballo o pony, poner la cabezada de cuadra y sacarlo al exterior.
2.- Conducción del caballo o pony de la mano, pie a tierra.
3.- Revisión general del estado del caballo, cepillado y limpieza de cascos.
4.- Colocación de silla de montar y cabezada de montar simple.
5.- Montar y desmontar, con y sin estribos.
6.- Posición a caballo.
7.- Sentido del movimiento al paso.
8.- Sentido de movimiento al trote. Trote levantado y sentado.
9.- Sentido del movimiento al galope.
10.- Galope a ambas manos. Trabajar el equilibrio y la seguridad.
11.- Ejercicios básicos de conducción al paso: cambios de mano diagonales, doblar, círculos, medios  círculo, paso de las esquinas.
12.- Ejercicios básicos de conducción al trote: cambio de mano  diagonales, doblar, círculos, medios círculos, paso de las esquinas.
13.- Ejercicios básicos de conducción al galope: círculos, doblar.
14.- Ejercicios para conseguir una buena condición física en el jinete: calentamiento (general y específico, estiramientos, etc) y relajación.
15.- Trabajo de relajación: Metodología. Vuelta a la calma, relajación. Control de sudor y recuperación del ritmo respiratorio.
16.- Limpieza y/o ducha. Cuidados del caballo y revisión del mismo antes de volver a la cuadra.

Conceptos y sistemas conceptuales
1.- Conocimiento básico de la mecánica de los tres aires naturales del
caballo:
1.1.- El paso.
1.2.- El trote.
1.3.- El galope.
2.- Mecanismo elemental de las ayudas. Conocimiento y aplicación de las ayudas naturales:
2.1.- Voz.
2.2.- Manejo de las riendas.
2.3.- Uso de las piernas.
2.4.- Intervención del peso del jinete y su posición.
3.- Normas elementales de conducción. Prioridades de paso.
4.- Conocimiento del trabajo simple de picadero.
5.- Partes del exterior del caballo. Razas. Pelajes.
6.- Nociones de manejo e hipología.
7.- El casco. Estructura y función.
8.- La condición física del jinete.
9.- La equitación como deporte de competición. Las diferentes disciplinas ecuestres. El trabajo en equipo.

Valores, normas y actitudes
1.- Autonomía en la realización de los movimientos a caballo.
2.- Sentido de las distancias y coordinación en el trabajo conjunto.
3.- Respeto y sentido de responsabilidad hacia el caballo.
4.- Sentido de responsabilidad hacia el medio ambiente.
5.- Valoración del trabajo en equipo.
6.- Comunicación con el caballo, con los profesores y con otros alumnos. Esto deberían de saber nuestros jóvenes cuando en la escuela del caballos se forman para dar  el salto o destete a la figura de competidores en las diferentes disciplinas ecuestres. En mi caso particular trato de adecuarme al contexto Venezolano tomado como referencia la equitación etológica o equitología y abordar los diferentes temas o tópicos según su caso.

Taller de doma racional en ASOGATEN  La Tendida- Táchira potro de 1 año de edad, su 1era. vez

Para finalizar en un contexto más general y científico el estudio de las interacciones humano-animal adquiere cada vez más una mayor importancia. La evaluación de estas interacciones es esencial ya que el miedo de los animales hacia el ser humano puede ser una fuente de estrés, que puede hacer difícil y peligroso el manejo para ambos, cuidador y animal; empeorando el bienestar animal, aumentando la susceptibilidad a procesos patológicos, y finalmente, constituyendo una causa de pérdida de productividad en la explotación. Como factores que pueden estar influyendo en las interacciones entre animales y personas destacan: la naturaleza de los estímulos aplicados (características físicas, etc.), el contexto de las interacciones (lugar de la explotación, sujeción del animal, presencia o no de alimento, etc.) y las contribuciones tanto de la genética como de la experiencia del animal.
Pero en la interacción humano-animal también participan las propias características de las personas que condicionan el comportamiento del ganadero hacia los animales. Dios bendiga a todos los niños del campo Venezolano, del mundo entero, hoy pensemos en ellos, en dejarles una patria prospera, un campo abonado de amor y felicidad. Dedicado a mis hijos y a los centauros y binomios del futuro. Yo también fui un niño a caballo gracias a mis padres y mis tíos (Jaime, Leonardo, Gildardo) que sembraron en mi el amor y pasión por ellos… mis amigos por eso hoy día repito; Juan Guillermo Villa, el amigo de los caballos.

La odontología equina según la edad del caballo
Por: Rafael R. Paiva R., M.V., Odontólogo Equino, Centro Diagnóstico Veterinario / rpaivavet@gmail.com

Asimetría en incisivos en potra Cuarto de Milla de 4 meses de edad

La odontología equina moderna y especializada va más allá de la sola evaluación de la boca del animal. El examen oral regular no es suficiente para detectar la mayor parte de los problemas dentales. Los signos clínicos de enfermedad dental son inespecíficos y se manifiestan en otros sistemas corporales.

El examen realizado por la mayoría de los Veterinarios sólo separando los labios y palpando la punta de los dientes molares superiores, se detecta un pequeño porcentaje de las enfermedades orales del equino.
El examen dental debe ser lo suficientemente exhaustivo como para detectar las anomalías en los primeros estadios de desarrollo, para aplicar los correctivos que prevengan la progresión del proceso patológico.
La anamnesis, la observación del animal desde cierta distancia, revisión del plan de alimentación, establos y puestos; el estiércol es un buen indicativo de la calidad de los nutrientes suministrados y de la eficiencia del proceso masticatorio y la digestión.
Lo antes expuesto se debe realizar con equinos de cualquier edad y que sean utilizados en cualquier disciplina deportiva, sin embargo hay procedimientos específicos según la edad del animal y el trabajo que realicen.

Nacimiento hasta 1,5 años
Los potros se deben examinar poco después del nacimiento para detectar defectos congénitos de asimetría cefálica o de la función masticatoria, erupción de los dientes y alineamiento de los mismos. Los molares se deben evaluar cada seis meses para detectar punta de esmaltes afilados, desgaste anormal y posición incorrecta de los dientes.

1,5 a 4,5 años
Durante el periodo de exfoliación de los 24 dientes deciduos y erupción de los 36 a 44 dientes permanentes, es cuando el caballo atlético es sometido a responder al freno. Los casquetes flojos, gingivitis, enfermedad periodontal y quistes eruptivos gingivales pueden causar dolor y problemas asociados al entrenamiento y a la masticación. El dolor causado por puntas de esmalte (Aristas), que laceran los carrillos y la lengua causan interferencia importante en el trabajo del animal. En mi experiencia personal, el 80% de los caballos en que el jinete reporta problemas con el freno (Cabeceo, dificultad para girar), hay un problema odontológico correlativo con el problema reportado.
La erupción desigual de los incisivos permanentes lleva a desgaste anormal y a curvatura dorsal o ventral de la superficie incisiva, lo que puede interferir en los movimientos laterales de la quijada.

Elongación de maxilar por vicio de puesto. Potra Cuarto de Milla de 10 meses

Extracción de Premolar (Diente de Lobo), Hembra Cuarto de Milla de 4 años

Caballo Cuarto de Milla, 8 años

Gancho Anterior. Yegua Mestiza Cuarto de Milla. 9 Años

Los premolares (Diente de Lobo), interfieren con el redondeado de los bordes rostrales de  los molares para alojar el freno.
Los caninos (Colmillos), erupcionan entre los 4 y 5 años de edad, durante su erupción se pueden producir quistes eruptivos, así como el acumulo de sarro y placa dental que causan gingivitis y enfermedad periodontal.
El examen oral se debe realizar semestralmente en los caballos atletas para evitar problemas que limiten o interfieran en el entrenamiento y de-sempeño.

De 4,5 a 10 años
El caballo adulto joven debe tener todos los dientes permanentes completos hacia los 5 años. La discrepancia en el contacto oclusal comienza a manifestarse, empeorando con la edad. Los caninos han erupcionado por completo y se tornan afilados produciendo dolor en la lengua y labios, tienden a acumular placa dental y sarro dependiendo en gran parte de la alimentación.
La mayoría de los problemas se pueden corregir sin dificultad durante esta etapa. En este grupo la mayoría de los caballos se pueden evaluar anualmente según las patologías presentes en cada caso.
Los molares se deben revisar para determinar la presencia de ganchos o rampas, puntas de esmalte afiladas y valorar el balance de las arcadas.
En los incisivos se debe evaluar la simetría, el balance, la longitud y el contacto entre ellos. La relación correcta es diente a diente y borde a borde.

De 10 a 18 años
Las anomalías de desgaste, las maloclusiones y los patrones de desgaste irregulares imponen tensiones anormales sobre los dientes, esto predispone al desgaste coronal anormal de la superficie oclusal, fracturas de la corona y enfermedad periodontal.
Los exámenes dentales anuales son de norma pero en algunos casos específicos se deben realizar más frecuentemente.
A esta edad se puede comenzar a conducir la dentadura ondulada en los molares, las rampas, ganchos y aristas pueden ser bastante prominentes.
Las anomalías de los incisivos son más prominentes. Las discrepancias pequeñas en la oclusión y el alineamiento comienzan a manifestarse como anomalías del desgaste o deformidades graves. Las arcadas incisivas pueden adoptar curvaturas ventrales, dorsales, en diagonal, irregular o escalonada. Los incisivos superiores centrales pueden dejar de contactar con los inferiores y elongarse.
La formación de ganchos en los bordes rostral superior y caudal inferior de los molares induce al desplazamiento de la arcada.
Los caninos grandes y afilados pueden lesionar y reducir el espacio para la lengua, y en algunos caballos hay renuencia al freno, hay acumulo de placa dental y gingivitis.

Mordida en diagonal. Cuarto de Milla, macho de 15 años

Mayor a 18 años (caballo geriátrico)
Las anomalías oclusales o el desgaste producen efecto acumulativo durante toda la vida del caballo geriátrico.
Las tensiones anormales impuestas sobre los dientes con menos corona, debido a alteraciones del desgaste y la masticación, inducen a desplazamiento de los dientes desde su posición oclusal normal.
La acumulación de sarro en los caninos inferiores es frecuente y produce gingivitis y enfermedad periodontal.
Es conveniente la realización de un examen físico general y exámenes de laboratorio, para evaluar función cardiaca, renal, hepática, anemia, neoplasias y demás sistemas corporales que el Médico Veterinario considere convenientes antes de realizar un procedimiento dental.
 

Caballo Español, 25 años

Caries en Incisivo superior por fractura. Macho Cuarto de Milla. 4,5 años de edad

La masticación se hace más difícil y menos eficiente debido a que los molares se tornan lisos por la pérdida de esmalte. Se debe modificar la dieta, disminuyendo los forrajes gruesos y secos, se prefiere pasto verde picado y suplementos alimenticios especialmente formulados y fabricados para equinos de esta edad.
Los exámenes orales se deben realizar frecuentemente, para alargar la vida del caballo de edad avanzada.
En cualquiera de las etapas antes nombradas se puede instaurar una caries, que puede ubicarse en cualquier pieza dental y en cualquier superficie de las mismas debido a fracturas o alimentación alta en azúcares (Melaza, caramelos, galletas, azúcar, etc.), que proveen el sustrato necesario para la producción de ácidos por las bacterias. Estas son eliminadas y reparadas con Resina o Amalgama.
En conclusión, las revisiones odontológicas periódicas de los equinos conllevan a una mejora notable en el desempeño atlético, mejora la eficiencia de la masticación y de la digestión, disminuyendo el riesgo de cólico, los costos por alimentación y medicinas disminuyen y lo más importante de todo es que se alarga la vida del caballo para poder seguir disfrutando de ese inseparable y noble amigo que siempre está ahí cuando se necesita de él.

Tomando conciencia y respeto en el trato a los animales
Por: Carolina Vega, M.V., DMU / Especialista en Mercadeo de Salud Animal / carolina.vega@proseagro.com

Durante los últimos años ha ido tomando cada vez más fuerza la presencia de organizaciones ecologistas y de defensa de los animales, en muchos casos solemos creer que estas ONG´s(1) solo están de “moda” para las protestas en pro de la conservación de la fauna silvestre y la eliminación de las corridas taurinas; pues hemos estado bastante desinformados ya que existen varias organizaciones reconocidas y con injerencia  en el bienestar de los animales de producción y compañía, como la Organización Mundial de Sanidad Animal y el denominado Consejo de Bienestar de Animales de Granja (FAWC sus siglas en inglés) este último es un órgano consultivo independiente establecido por el gobierno de Gran Bretaña en 1979. Su principal objetivo es mantener la vigilancia del cumplimiento del bienestar de los animales de producción y de granja en tierras agrícolas, en el mercado, en tránsito y en el lugar de la muerte o sacrificio, además de asesorar a los gobiernos (principalmente europeos) de cualquier cambio que sea necesario en las normativas. El Consejo está integrado por varios comités permanentes y grupos de trabajo que hacen una consulta amplia y discuten abiertamente sobre las situaciones y acciones que el FAWC considere pertinente para el bienestar de los animales de granja o producción, también preparan las recomendaciones para la consideración del consejo en toda la comunidad europea de naciones, de igual manera mantiene en vigencia una redacción sobre los derechos de los animales de producción, los cuales han sido tomados de ejemplo para  muchos países fuera de Europa y por la propia Organización Mundial de Sanidad Animal.
  Con el fin de conocer un poco más de la Declaración Universal para el Bienestar Animal de 1982, aplicado para los animales dependientes de los humanos y/o de interés de producción o granjas (bovinos, equinos, porcinos y aviares) analicemos las 5 necesidades básicas mencionadas en el artículo 04 de dicha declaración, la cual tiene competencia directa con nuestra misión de producción y sanidad animal:
1.  Necesidad de no sufrir hambre o sed; los animales tienen el derecho al acceso permanente de agua fresca y a una dieta para cubrir sus necesidades nutricionales y con ello mantenerlos en buen estado de salud; tenga en cuenta en su unidad de producción las condiciones de las fuentes de aguas, bebederos y comederos.
2.  Necesidad de no sufrir incomodidades; los animales deben disponer de áreas de descanso o permanencia adecuadas, resguardadas de la intemperie, calor excesivo, frío, humedad; que le aporten el confort mínimo para el desenvolvimiento diario de actividades básicas como dormir, alimentarse, caminar y descansar.
3.  Necesidad de no sufrir lesiones, dolor y enfermedad; aquí podemos tener una gran combinación de factores determinantes en la acción en equipo de la vigilancia sanitaria y el interés de producción; en primer lugar debemos prevenir enfermedades, suministrar en casos de enfermedad el tratamiento indicado y evitar el dolor y sufrimiento del animal; sea por descuido o el desconocimiento de la situación, siendo seres vivos los animales merecen el respeto y compasión en cualquier caso, incluso si la circunstancia conlleva el sacrificio a fin de detener el sufrimiento, en relación al punto anterior garantizarles un ambiente adecuado también nos ayudará a evitar lesiones y daños físicos.

4.  Necesidad de no sufrir miedo o angustia; este punto me sirve para poner ejemplos directos: el manejo de los animales de feria, el manejo de los caballos, el solo hecho de levantar la mano amenazadoramente a el perro que nos recibe en la finca o en casa, muchos en defensa de sus acciones pueden pensar que se exagera, pero como seres racionales y conscientes en actos, inclusive sin intensión, podemos generar miedo y angustia en un animal sin razón y en muchos casos hasta por el simple morbo; como cuando se lanzan objetos o piedras a los animales en los corrales por llamar su atención o hacerlos ver hacia alguna parte… tenga mucha atención y precaución de estas acciones de parte del personal que faena y trabaja los animales a diario, su deber ser como dueño es mantener el buen estado del animal y esta situación no escapa de la lista, recuerde el gran daño que el estrés puede generar en el sistema inmune del animal. 
5.  Necesidad de poder expresar su normal comportamiento; nuevamente y muy relacionado al punto anterior, debemos respetar y entender el comportamiento propio de los animales, dejándolos correr, mugir, relinchar o simplemente sacudirse cuando lo moleste un insecto, no podemos ser agresivos o castigadores de animales, si un animal no está cómodo o sano puede alterar su conducta normal y si no dejamos que la exprese libremente seremos menos asertivos en la detección de alguna anormalidad o cambio negativo en su conducta. Si usted disfruta de tener y producir animales sanos y que generen retorno a su inversión tenga en cuenta la conducta animal como un determinante en la venta y promoción de su producto.

  Como médicos veterinarios y productores agropecuarios es relevante conocer y mantenernos informados de las normativas y derechos que regulan nuestras actividades, siendo la parte del bienestar animal uno de los temas en muchas ocasiones dejado a un lado; la Asociación Mundial de Veterinarios (WVA) acepta y reafirma la promesa de nuestra profesión en el diagnóstico, tratamiento y control de las enfermedades animales, a su vez reconoce la responsabilidad de hacer todo lo necesario para disminuir el sufrimiento, dolor, angustia de los animales y velar por el normal desenvolvimiento de los mismos, tengamos presente que interactuamos día a día con seres vivos, que en muchos casos son más inofensivos que cualquier ser humano, capaz de con una palabra dañar y agredir más que un animal brioso.
Mantenga en cuenta que son derechos básicos de los animales y que existen las regulaciones e instancias internacionales garantes de los mismos, seamos conscientes del valor psicosocial de actuar en pro del bien de nuestro entorno el cual incluye no sólo seres humanos, sino también el medio ambiente, animales y demás seres vivos.
Nota: (1): Organizaciones No Gubernamentales (ONG´s), Página oficial del Consejo de Bienestar de animales de granja y producción: www.fawc.org.uk

Problemas en los cascos del equino, casos prácticos
Por: Lucas Rusz, M.V., Ejercicio libre grandes animales / Cel.: 0414 322 7887 / lucasrusz@hotmail.com / www.agromedica.com.ve

Cuando estudiaba en la Universidad, nuestro profesor de Medicina y Producción de Equinos nos comentaba que más del 75% de las claudicaciones en los equidos se presentaban por problemas en los cascos o zona distal de las extremidades. Luego de algunos años ejerciendo he podido corroborar tal afirmación y en mi experiencia personal le anexaría que el mismo porcentaje o más es consecuencia de la mala intervención del hombre.

Todos sabemos lo importante que son los cascos para el caballo y de la capacidad que tiene el digito equino de adaptarse pese a todas sus debilidades y maltratos a los que es sometido a diario. Pero ¿qué pasa cuando nos olvidamos de que un casco requiere un mínimo de cuidados, cuando lo obligamos a estar en un espacio reducido de 4 x 4 mts por largas jornadas, sobre camas o pesebres poco atendidos y que sólo nos acordamos de ellos cuando se le sale una herradura o cuando el ejemplar ya por no dar más inicia una torturante claudicación que muchos buscan remediar con “Buta” y “Aceite Quemado”?; pues bien, aquí la enfermedad en el pie equino se hace evidente donde su resolución y pronta recuperación dependerá de la rapidez con la que trabajemos, atendiendo los primeros auxilios y contactando con nuestro especialista.

Por solicitud de algunos propietarios he revisado los cascos de algunos ejemplares y me he encontrado con deformaciones importantes, ranillas o candados podridos, onicomicosis extensas (hormiguillo), coronitis crónicas, fracturas de muralla entre otras y según los cuidadores ninguna de estas condiciones estaban el día anterior o en la mañana de ese día cuando; según su rigurosa rutina, levantó pata por pata y limpió cada suela del ejemplar antes de sacarlo del puesto.
Una cosa es la presentación aguda de una claudicación como suele suceder en los hematomas y abscesos subsolares, perforaciones por cuerpo extraño (clavos, alambres, tachuelas, etc.) o incluso fracturas. Otra muy diferente son claudicaciones por problemas que sabemos de antemano que se presentan porque los cascos no son atendidos como se debe.
Aplomar bien un animal parece ser tabú o un insulto y aunque nos esforzamos por hacer recomendaciones todavía vemos con horror como cascos en paupérrimas condiciones son sometidos una y otra vez a trabajos atléticos exigentes amén de anteceder una orden de reposo de meses o años. La mejor parte es cuando se hacen preguntas como… “la yegua no corrió como de costumbre”; o también, “no entiendo que pudo haber pasado, esa carrera la tenia ganada de sobra”.
Hablar de todas las patologías que se pueden presentar en el casco equino, incluso sin incluir las que involucran estructuras más internas, requiere de mucho más que unos pocos párrafos; sin embargo, colocaremos algunas pautas para el manejo y cuidado adecuado del casco así como algunas prácticas comunes que se deben tratar de evitar en futuras ocasiones.

 

Los cascos NO SON ESPONJAS, éstos son estructuras adaptables, deformables, modificables pero colocarlos una hora bajo el chorro de agua no va a hidratarlos. Según el medio ambiente exterior pueden perder humedad y su nutrición (si así podemos llamarla) viene de adentro hacia fuera y no al revés. Si queremos cascos fuertes que no se quiebren evitemos la perdida de humedad y garanticemos una buena nutrición, pudiendo mejorar con una suplementación a base de ácidos grasos polinsaturados y manteniendo a nuestros animales sanos, libres de parasitismo gastrointestinales y de hematozoarios.
Ahogar al casco en aceite quemado o creolina (aceite de creosota) no mejorara la situación de un casco enfermo. Lo que si sucede con frecuencia es que el casco puede mejorar a pesar de todos estos inventos. Existen en el mercado ungüentos a base de petrolato, aceites minerales inertes y de alquitrán que trabajan muy bien sobre el casco y que no lo dañan. La realidad es que el aceite de creosota es un desodorizante con poca o ninguna actividad desinfectante y el aceite quemado de motor es tan económico como tóxico. Si me preguntan su utilidad ante una lesión les comento… “te lo pondrías tú sobre una herida en tu pie”; entonces, por que ponérselo al pobre caballo.
Dentro del mantenimiento mínimo de un casco, la limpieza de la suela debería ser una práctica diaria antes de sacar al caballo de su puesto. Si el caballo va a ser bañado, los cascos y la suela deben incluirse en la limpieza y luego de secarse (preferiblemente sobre piso de cemento) se puede aplicar una solución yodada o aceite de alquitrán sobre la suela para tratar y/o prevenir cualquier micosis superficial dejando unos minutos que las soluciones trabajen antes de introducir al caballo nuevamente en su puesto.
Los aceites minerales (aceite para niños) y grasas inertes (petrolato puro) pueden ser una alternativa para aplicar sobre la muralla reduciendo la pérdida de humedad del casco si los suelos son muy secos y arenosos. Por el contrario no habrá necesidad de esto si los suelos son húmedos e inundables.
Si nuestro ejemplar está claudicando y al explorar nos encontramos con algún cambio de color o tono bien definidos en la suela podríamos estar en presencia de hematomas o abscesos subsolares. Estos hallazgos deben ser comunicados de inmediato a nuestro especialista ya que no sólo requieren drenaje, sino también terapia local y sistémica.
Debemos entender que cualquier enfermedad que se presente dentro del casco es una emergencia y que las terapias a instaurar deben ser agresivas ya que el espacio disponible para que los tejidos inflamen es reducido y las posibilidades de complicaciones por infecciones y compromiso vascular son elevadas.
El arreglo podal para aplomar un caballo debe hacerse aproximadamente cada mes y medio (45 días) y la persona que realiza este trabajo debe contar con las herramientas, conocimientos y destreza como para realizar dicha tarea sin salir lastimado ni él ni el caballo.

El problema se presenta cuando personal con poca o ninguna experiencia intenta hacer este trabajo o cuando se encuentran con un ejemplar poco colaborador.

Algunas cosas que debemos recordar:

• La herradura debe moldearse para acoplarse al casco y no al revés.
• El herrado en caliente siempre será para mí un trabajo de superior calidad que el herrado en frío.
• A la hora de aplomar recordemos que el casco no está solo, viene acompañado de una pata y sus tres hermanas. Consideremos todo eso a la hora de trabajar.
• Cambiar una herradura no es sólo sacar clavos, es una tarea mucho más complicada que eso.
• A menos que un clavo perfore la suela y llegue a la lámina sensitiva, un mal herrado y un mal aplomo no se evidenciará sino mucho tiempo después.
• El candado o la ranilla es un elemento de amortiguación del casco y de apoyo para los tejidos blandos que soportan a los huesos del pie equino; por lo tanto, a menos que el tejido esté lesionado no hay motivo alguno para reducir dicha estructura a su mínima expresión como si fuera un mal que hay que extraer del casco.
• Una herida en la suela puede infectarse con facilidad, los curetajes y vendajes siempre deben considerarse para tratarlas y aunque los más antiguos brujos de las tribus indias lo canten con la salida de la luna llena; el aceite quemado y de creosota, la gasolina, la grasa de motor, el sulfato de cobre en pasta y el “chimo” no son antibióticos ni sustancias competentes para lidiar con una infección interna en un casco enfermo.
• Las “visitas sorpresa” son las más indicadas para aprovechar y evaluar las condiciones del puesto. Tomémonos un tiempito para entrar y respirar el aire que nuestro caballo respira las 24 horas del día. Si nosotros mismos luego de 5 minutos no soportamos el ardor en los ojos ni el picor en la nariz por los vapores y el olor a amoníaco… quien dijo entonces que nuestro caballo puede aguantar 24 horas al día y los 7 días de la semana. Imaginemos ahora lo que le pasa a los cascos que están en contacto directo con este sustrato y peor aún si hay una herida abierta.
• Los puestos deben ser atendidos diariamente, el material húmedo sea por orina o por heces debe ser removido en las mañanas y en las tardes. Los cambios de cama dependerán de las condiciones climáticas y del tipo de pesebre que se use. Les recuerdo que el mejor indicador para evaluar la condición de un puesto son los cascos del caballo y la nariz del cuidador que entra al box todos los días.

La Pythiosis (P. insidiosum) otro enemigo del caballo Criollo venezolano
Por:
José Luis Canelón Pérez, Coordinador General Cátedra Libre para el Estudio y la Conservación del Caballo Criollo Venezolano / UCLA Cel: 0414 529 7724 / caballovenezolano@yahoo.com

Yegua Criolla Venezolana con lesión en abdomen. Foto: J. L. Canelón

La Espundia
Hace más de veinte años en mis andanzas veterinarias por el Valle de Aroa, me llamó la atención un caballo suelto en un camino que presentaba una lesión en el bajo abdomen extremadamente grande, granulomatosa y sanguinolenta, me quede con la impresión y la duda, parecía una Habronemosis o llaga de verano producida por larvas de moscas, pero al mismo tiempo algo era diferente. La imagen de este caballo aparentemente desahuciado, dejado a la buena de Dios en un camino, con esta lesión tan llamativa se quedó en mi mente, de manera que cuando vi aquella yegua criolla con la misma lesión en el mismo parte del cuerpo, sentí gran curiosidad de saber que era, pregunte al llanero dueño del pobre animal y me dijo que era “espundia” que se presentaba ocasionalmente y era mortal cuando aparecía en el abdomen. Así que me dedique a buscar más información y desde el punto de vista científico esa afección se denomina Pythiosis.

Observé que la “espundia” como lo llaman los llaneros, no sólo se presentaba en el abdomen sino también en los miembros y otras regiones del cuerpo. Realmente yo lo he observado en parte baja de los miembros y en el abdomen.

Lesión compatible con Pythiosis Yegua Criolla Venezolana. Foto: J. L. Canelón

 

Buscando mayor información 
Foil (1996) la describe como una enfermedad granulomatosa crónica, producida por el Pythium insidiosum que afecta más comúnmente la piel y el tracto gastrointestinal de algunas especies animales como caninos, equinos, felinos, bovinos y también el humano. No sólo afecta especies animales, sino que también afecta plantas.

En un primer reporte se le conoció como bursatii, dermatitis granular, hyphomicosis destruens equina o cáncer de los pantanos (De Cock et al. 1987) y el agente etiológico fue llamado Hyphomices destruens (Voss et al. 1981). Actualmente, según estudios filogenéticos y moleculares es un organismo acuático que pertenece al Reino Stramenopila, Clase Oomycetes, Orden Phytiales, Familia Phytiaceae, Génrto Phytium y especie Phytium insidiosum. Además, la clase Oomycetes se relaciona más con algas que con hongos (Kwon-Chung, 1994).

 

Caballo Criollo en zona inundada propicia para la Pythiosis. Foto: J. L. Canelón

Caballo Criollo alimentándose en zona pantanosa. Foto: J. L. Canelón

Proyecto de investigación
En unión con los colegas, Adeliz Marquez, Yaritza Salas, Yurimagua Perrazo, Victoria Colmenarez y José Agustín López, estamos trabajando en el proyecto del CDCHT de la UCLA 009-VE-2008, con el objetivo de caracterizar macroscópicamente y microscópicamente la pythiosis cutánea en el caballo Criollo venezolano, ubicado en la Región de los Llanos, visitamos hatos en los estados Apure, Barinas y Portuguesa en ambas épocas del año. Se tomó muestras de ocho(8) animales con lesiones cutáneas compatibles con la afección. Seguida de la descripción macroscópica, se obtuvieron varios fragmentos de tejidos, microbiológicamente todas las muestras resultaron positivas a Pythiosis, así como a la observación de la microscopia óptica.

Demostrado que el agente P. insidiosum esta presente en las lesiones de nuestros caballos Criollos, queda el reto de su tratamiento.
A nivel de campo es tratado como una Habronemosis cutánea, vetalog infiltrado es una de las prácticas más usadas con resultados variables.

Medio ambiente propicio
En nuestros llanos existe condiciones muy apropiadas para el desarrollo de este agente acuático, particularmente en salidas de agua, cuando nuestros caballos Criollos se introducen en regiones pantanosas todavía con cierta cantidad de agua, algunas veces los vemos metidos haciendo contacto con las regiones bajas del abdomen, para ellos el pasto tierno que se descubre al retirarse las aguas del invierno, representa una verdadera exquisitez, que pocas veces en el año esta disponible para su alimentación.
El aumento de la temperatura durante los días de verano, ayuda  mantener un ambiente favorable para el desarrollo del P. insidiosum y pone en riesgo a nuestros caballos criollos.

Chromoblastomycosis

 

Afecta también al hombre    
El hombre también puede verse afectado por la Pythiosis, no conozco ningún caso en el país, pero en países orientales donde el cultivo del arroz es muy importante y los sembradores permanecen mucho tiempo en los arrozales, en contacto con el agua, se presentan casos de pythiosis humana. En realidad se han reportado tres formas de presentación: la Subcutánea, la Sistémica Vascular y la Oftálmica.
La oclusión arterial progresiva y crónica, hasta el desarrollo de aneurisma y gangrena y en algunas ocasiones hemorragias fatales, son las principales lesiones de la pythiosis. La forma oftálmica se manifiesta con una queratitis que puede llegar a ser exuberante. El 80% de los casos globales se han diagnosticado en Tailandia, pero también se ha encontrado en Australia, USA, Haití y Malasia. En Latinoamérica ha sido reportado en Brasil.

En el caballo
También se ha diagnosticado la forma gastrointestinal, es la segunda manera más común de presentación, se manifiesta con episodios de cólico con presencia de masas residuales que disminuyen y algunas veces obstruyen el lumen intestinal, los hallazgos de necropsias o de cirugía, revelan ulceraciones intestinales y masas nodulares en la pared del jejuno (porción del intestino) pudiendo alcanzar hasta 20 cms. de diámetro. En Venezuela se ha reportado esta última presentación en caninos mas no en equinos. En bovinos se ha reportado la presentación cutánea en los miembros. En ocasiones se ha visto presentación que afecta la región bucofaríngea, donde el principal signo que se manifiesta es una hipersalivación.
En pythiosis crónicas puede encontrarse lesiones óseas manifestadas en exostosis (sobrehuesos), osteolisis (destrucción del hueso) y osteomielitis (reblandecimiento del hueso), generalmente, estas lesiones se observan a nivel radiológico, cuando hay  lesiones cutáneas granulomatosas exuberantes.
Es posible encontrar casos de metástasis o invasión de otros órganos, como pulmón y ganglios linfáticos, aunque es mucho menos frecuente.
Se presume que el contagio de la forma cutánea los animales adquieren el microorganismo al estar en agua dulce, caliente y estancada, en la forma digestiva al ingerirlo.

Caballos Criollos. Edo. Apure. Foto: J. L. Canelón

Lymphatic

Los equinos son los más afectados por la forma cutánea, sin predilección por raza o sexo, las lesiones son de crecimiento lento, insidioso, circulares y ulceradas hasta formar granulomas de hasta 50 cms de diámetro. Se ubican preferentemente en la zona inguinal ventral, aunque se han reportado casos en caras, ollares y cavidad bucal. Se observan unas estructuras cutáneas sólidas denominadas kunkers que no es vista en lesiones de bovinos ni de caninos.

El próximo proyecto que tenemos en mente, es buscar alternativas y ensayar tratamientos que nos permita curarlos de manera razonable.

Desarrollo folicular en yeguas
Por: Wilmer Junior Ruiz V., M.V. / Haras JR, Haras La Zulianita, Haras y Stud Norte Sur / ruizvillasmil@hotmail.com

La yegua proporciona modelo único experimental para estudiar el desarrollo folicular en especies monoovulares. El desarrollo de folículos antrales en las yeguas se caracteriza por el crecimiento de ondas foliculares periódicas que a menudo implican la selección de un solo folículo dominante. Si éste es estimulado apropiadamente, el folículo dominante completará su desarrollo y ovulará un fértil ovocito. La regulación de la aparición de la onda folicular y la selección del folículo implica una interacción entre gonadotropinas circulantes y los factores foliculares que garantizan que cada folículo sea estimulado adecuadamente para crecer (o retroceder) en cualquier etapa de desarrollo de la onda folicular.
El desarrollo periódico de las ondas foliculares se produce continuamente durante la mayor parte de la vida post-natal en la yegua y se ve influenciada por factores como la etapa del ciclo de celo, temporada, preñez, edad, raza y el individuo, de manera que los diferentes tipos de ondas foliculares y diferentes niveles de actividad dentro de las ondas se deben desarrollar en diferentes condiciones fisiológicas. Los cambios en los niveles de gonadotropina y/o  la sensibilidad de los folículos  a la gonadotropina circulante aparentemente cuentan en gran medida de estas variaciones fisiológicas en el desarrollo del folículo.

Etapas pre antrales del desarrollo folicular
Durante la vida fetal temprana, las células germinales primordiales migran a la cresta gonadal primitiva donde  proliferan, para posteriormente, entrar en la división meiótica, para convertirse en  prophase I como ovocitos primarios.
La detención meiótica se prolonga hasta la atresia o hasta que el ovocito primario es estimulado por un aumento de LH durante la vida postnatal. Basados en estudios histológicos de desarrollo fetal de ovario en yeguas, las divisiones meióticas comenzarán sobre los 70 días de preñez. Generalmente, la atresia caracteriza el primer ovocito para entrar en la fase meiótica entre los días 73 y 150 de la preñez con un pico en unos 100 días. El desarrollo de los ovocitos en  folículos primordiales no es evidente hasta el día 150 y el número de folículos primordiales sigue en aumento durante la vida fetal posterior, ya que miles de folículos están contenidos dentro de los ovarios al nacer.
La proliferación de la capa de células somáticas en torno al ovocito primario lleva a la secuencia de desarrollo folículos primordiales en primaria, secundaria y, por último, los folículos antrales, un proceso que comienza en el feto y continúa durante toda la vida postnatal. No se sabe cómo son seleccionados los folículos para crecer del pool de primordiales a folículos restantes en  la yegua. En ovarios equinos adultos se ha reportado contener aproximadamente 36.000 folículos primordiales y 100 crecientes  folículos en un cualquier momento, con una gran variabilidad en el número actual de folículos entre yeguas. La actividad proliferativa de los pequeños folículos pre antrales en yeguas fue mayor al comienzo de la temporada ovulatoria, que en el  anestro o al final de la ovulación, mientras que la atresia folicular no se vio afectada por la temporada.

Folículo antral y desarrollo folicular
El folículo equino desarrolla un antro cuando alcanza aproximadamente 0,3 mm de diámetro. Similares a las etapas pre-antro, pero poco se sabe sobre el desarrollo antral de folículos antes de que lleguen a unos 2 mm, el diámetro más pequeño que suele ser detectada por ultrasonografía transrectal. Se ha informado que el crecimiento de un folículo equino de 0,1 a 1 mm, toma alrededor de dos ciclos de celo y que la atresia  durante esta primera fase de desarrollo antral es rara.
Al igual que en otras especies de granja y los seres humanos, el desarrollo de folículos antrales en la yegua es caracterizado por el crecimiento periódico de las ondas foliculares.
Caracterización de las ondas foliculares ha implicado el ultrasonido, día a día la identificación de folículos individuales y el uso de un método estadístico que evita la necesidad de mantener la identidad de cada uno de los folículos durante la serie de exámenes de ultrasonido.
Las ondas foliculares en la yegua se pueden identificar en relación con los folículos de 2 mm de diámetro y más grandes, sin embargo, no se sabe si antes de las etapas  antral y pre-antral son también caracterizado por la onda como los patrones de crecimiento, una cuestión que no se ha aclarado en otras especies.

Características de una onda folicular
La aparición de una onda folicular ha sido normalmente definida con fines de experimentación, como cuando se producen los mayores folículos que llegan a 6 ó 13 mm. La identificación de la aparición de la onda a menudo requiere de la evaluación diaria del ovario a través del ultrasonido, generalmente después de la aspiración de todos los folículos de las anteriores ondas. Una onda folicular al principio envuelve el simultáneo crecimiento de un número variable de folículos a una tasa común entre 2 y 3 mm/día. Un reciente estudio con ablación de todos los folículos en el centro de un ciclo de celo en yeguas  informó de una media de aproximadamente 12 folículos emergentes  durante la fase común de crecimiento por ablación inducida de la onda.
Aproximadamente 2 folículos surgen cada día durante los primeros 4 días después de aparición de ondas con una disminución progresiva del número de folículos que salen después. El número exacto de folículos emergentes dentro de las ondas se ve afectado por factores como la temporada.
La fase común de crecimiento del folículo  es seguida por la selección de un solo folículo (a veces dos folículos), que se manifiesta como una desviación en el diámetro entre los dos mayores folículos al comienzo de la onda cuando el folículo más grande alcanza aproximadamente 22 mm. Comienza una desviación media de 7 días antes de la ovulación y es caracterizado por el contínuo crecimiento (a un tipo sin cambios), del mayor (selección) folículo como un folículo dominante y el cese simultáneo en el crecimiento y la posterior regresión de los pequeños, los folículos subordinados. Una vez que crece a aproximadamente 35-45 mm (inclusive hasta mayores tamaños), el folículo dominante  ovula normalmente bien o deja de crecer y comienza a retroceder, dependiendo de si un incremento de LH ovulatoria se produce.

El establecimiento de la posición dominante es mediada por un diferencial de aumento en soporte trófico al mayor folículo de una onda. Esto conduce a cambios profundos en la función de las células foliculares que son necesarias para la plena maduración del folículo a un estado ovulatorio competente y que se reflejan en cambios dramáticos en la expresión genética global, los cambios que han comenzado a ser caracterizados en otras especies, sobre todo en el bovino.
La posición dominante no parece ser un rasgo pre-determinado entre los folículos que crecen en una onda, porque los estudios han demostrado que todos los folículos tienen capacidad similar a convertirse en dominante, una capacidad que en los folículos subordinados se pierde dentro de aproximadamente 48 h después del inicio de desviación. El mismo estudio mostró que en aproximadamente el 61% de las ondas el primer folículo a salir a los 6 mm de tamaño mantiene su ventaja ante los más folículos pequeños a través de la fase común de crecimiento y se convierte en dominante. La probabilidad de convertirse en el mayor folículo dominante se incrementa a medida que se acerca el diámetro a la espera del inicio de desviación.
En algunos casos, sin embargo, el mayor folículo deja o  retrasa su crecimiento durante la fase de crecimiento común y se sustituye por el segundo mayor folículo (a veces incluso un menor folículo), que luego se convierte en el folículo dominante.

Tipos de ondas foliculares
Las ondas foliculares que han sido clasificados como grandes ondas (a que se hace referencia en la literatura y a lo largo de esta reseña simplemente como ondas foliculares) y ondas menores, dependiendo de si  implican el desarrollo de un folículo dominante fácilmente identificables o que producen sólo folículos pequeños, respectivamente. El número de ondas foliculares durante un ciclo de celo varía entre especies. En la yegua, como en los seres humanos, sólo se dan una o dos grandes ondas de desarrollo folicular durante cada ciclo. Una importante onda (denominada onda primaria) siempre surge en el medio del ciclo de celo equino y produce el folículo ovulatorio.
Aproximadamente el 25% de los intervalos interovulatorios supondrá una importante onda (onda secundaria) que se desarrolla durante la primera mitad de la ciclo. La incidencia de las ondas secundarias es significativamente mayor en algunas razas como el PSC, y algunas de estas ondas deben producir ovulaciones. La capacidad de ovular en presencia de altos niveles de progesterona durante el diestro parece ser único en la yegua. Las ondas menores (el más grande folículo generalmente <30 mm) han sido identificados en las diferentes etapas del ciclo de celo y de sus incidencias se ha informado que es baja, el 25% o menos de los ciclos de celo. Sin embargo, un estudio considerando folículos tan pequeños como de 2 mm  concluyó que niveles relativamente altos de actividad subyacente debe envolver el menor folículo de una onda.

Regulación del desarrollo de la onda folicular

La aparición de una onda folicular y posterior selección de un folículo dominante están bajo una regulación finamente sintonizada  por mecanismos sistémicos que impliquen cambios en los niveles de gonadotropina y mecanismos locales que involucran cambios  en los niveles de factores foliculares.

Regulación sistémica de la onda folicular
A diferencia de folículos pre antrales, los folículos antrales no puede desarrollarse sin una adecuada estimulación con gonadotropina y esto ha sido demostrado experimentalmente en la yegua. Las ondas foliculares en la yegua, como en otras especies, son precedidas por un estimulante aumento temporal de la FSH circulante. La aguda dependencia de ondas foliculares a la FSH se ha demostrado en yeguas por la incapacidad de los folículos que crecen más allá de un diámetro de 15 mm después de la supresión de la FSH que circulan por la inyección sistémica de líquido folicular.
El aumento de FSH asociado a la onda  alcanza un máximo cuando el folículo más grande es de aproximadamente 13 mm de diámetro. La disminución de la FSH  resulta presumiblemente de un aumento de la inhibina, inhibina-A circulante, aportada principalmente por los tres mayores folículos la onda a medida que crecen por encima de 13 mm. La disminución de las concentraciones de FSH continúa para apoyar el crecimiento de los folículos de la onda hasta que el folículo más grande (futuro dominante) llega al diámetro esperado en el comienzo de la desviación (aproximadamente 22 mm). En ese momento, los niveles circulantes de FSH han llegado a ser demasiado bajos para mantener el crecimiento de los folículos de la onda.
La baja de FSH,  sin embargo, no limita el crecimiento del futuro folículo dominante que por ese tiempo ha adquirido la capacidad de distribuir de manera más eficiente el uso gonadotropinas para el crecimiento. La diferencia de las respuestas de los más grandes y más pequeños folículos de una onda folicular a la gonadotropina sucede en el inicio de la desviación de diámetro. La represión continua de FSH durante toda la desviación asegura las desapariciones morfológicas y funcionales de folículos subordinados y es atribuible a la producción de altos niveles de estradiol y de inhibina del folículo dominante. El papel fundamental de los bajos niveles de FSH en el mecanismo de la desviación en yeguas es ilustrada por la interrupción del mecanismo de desviación después de la administración de FSH o la inmunización contra inhibina para el desarrollo de folículos de ovulación múltiple.

Folículos dominantes en yegua PSC
1) 47,52 mm
2) 36,62 mm
 

Desarrollo folicular en yegua PSC
1) 24,70 mm
2) 29,61 mm

 

 

 
Desarrollo y crecimiento folicular múltiple en yegua PSC
1) 26,12 mm
2) 315,14 mm

Mientras que la FSH es especialmente importante para el crecimiento folicular  antes de la desviación, LH se vuelve más crítica durante la desviación. Esto ha sido demostrado por estudios experimentales que muestran que la supresión de LH en yeguas conduce a la regresión del folículo dominante durante su desarrollo temprano, y es coherente con un aumento de la LH circulante antes del inicio de la desviación. El estudio de las interrelaciones folículo-LH durante la fase anovulatoria  ha puesto de manifiesto una relación temporal entre el aumento en  LH circulante, pero no la FSH, y el desarrollo de grandes ondas, indicando además que el aumento de la LH juega un papel importante en estimular el desarrollo del folículo dominante.
Las concentraciones circulantes de LH  por encima de los necesarios para el crecimiento del folículo dominante se requieren para el desarrollo de la competencia ovulatoria, es decir, para que el folículo dominante responda plenamente a un incremento de LH. Estudios en el ganado han demostrado que la expresión del receptor de LH aumenta diferencialmente en la granulosa y las células teca de los primeros folículos dominantes, estos resultados son consistentes con los de otras especies. Aunque no es un examen crítico en relación con el principio de desviación, más altos niveles de receptor de LH se ha informado en los folículos de tamaño dominante que en los pequeños folículos en la yegua. Tomados en conjunto, las conclusiones sobre los niveles de LH y expresión de receptores de LH durante una onda folicular en yeguas están en consonancia con la conclusión de que la desviación implica un aumento de la dependencia del folículo dominante en LH.
Existen datos limitados sobre la participación de sustancias distintas de gonadotropinas en la regulación endocrina de folículos antrales en yeguas. Basados en efectos directos observados sobre el crecimiento de los folículos o en la presencia de receptores específicos en ovarios equinos, papeles positivos sobre el crecimiento folicular han sido sugeridos por la difusión de las sustancias, incluidos los niveles de crecimiento de la hormona dopamina y prolactina.
Aunque el factor folicular  de crecimiento insulínico-1 (IGF-1) en yeguas en gran parte se deriva de la circulación sistémica, su bioactividad se regula principalmente a través de mecanismos locales y el papel de IGF-1.

Regulación local del desarrollo de ondas foliculares
La regulación local de desarrollo de folículos en especies monovulares  se ha estudiado ampliamente en relación con la selección del folículo. Una variedad de proteínas y factores de esteroides, incluidos los miembros de la familia de IGF, estradiol, inhibina y activina, foliculoestatina y factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) están involucrados. En general, estos factores que actúan, a menudo en una manera paracrina, ya sea para aumentar o disminuir los efectos tróficos de las gonadotropinas en las células foliculares a través de una variedad de mecanismos. Cambios diferenciales en los niveles de determinados factores entre los folículos, aseguran así el desarrollo continuo del folículo dominante y la regresión de los folículos subordinados durante la desviación.
A diferencia del aumento en los niveles de estradiol, IGF-1, activina, inhibina-A,  en el futuro folículo dominante se asocia con el comienzo de la desviación, mientras que diferencialmente los niveles elevados de progesterona y la inhibina B se produjeron más tarde, durante el desarrollo del folículo dominante.
Estudios con inyección de factor intrafolicular en yeguas han proporcionado información sobre las complejas interrelaciones entre estos factores durante la  desviación del folículo. Se ha llegado a la conclusión de que, aunque todos estos factores es probable que participen en el desarrollo del folículo dominante después del inicio de la desviación, sólo el IGF-1 está implicado en el inicio de la desviación, entre otras acciones, la regulación de los niveles de otros factores de crecimiento en el folículo dominante. Esto es coherente con el particularmente importante papel de la IGF-1 en el sistema de selección del folículo en otras especies.
Los resultados de una serie de experimentos in vivo han convincentemente confirmado el papel fundamental de la IGF en el sistema de selección del folículo en yeguas. Inyección de IGF-1 en el segundo mayor o menor folículo al comienzo de la desviación cambiaron su suerte de subordinación a co-dominante, resultando en el desarrollo de folículos múltiple ovulatorios.
Por el contrario, la inyección de la proteína de unión de IGF (IGFBP) -3 en el más grande  folículo en el comienzo de la desviación da como resultado que el folículo retrocede y se sustituye por el segundo más grande que se convirtió en folículo dominante. Por lo menos cuatro tipos de IGFBPs (IGFBP-2, 3, 4 y 5), que regulan negativamente la actividad de IGF, se han identificado en folículos equinos y las concentraciones de tres de estos (IGFBP-2, 4 y 5) son correlacionados negativamente con los de IGF-1 durante el desarrollo folicular. En consonancia con el papel estimulante de IGF-1 en el desarrollo de folículos ovulatorios, la reducción de los niveles de IGF-1 bioactivos se cree que participan en la deficiencia de desarrollo de folículos dominantes durante la transición que impiden la adquisición de competencia ovulatoria.
Un factor adicional que ha comenzado a ser explorado en relación con la selección en el folículo en yeguas es el VEGF. Este factor angiogénico se ha demostrado que es necesario para el desarrollo folicular  de otras especies. Diferencialmente los niveles de VEGF aumentan en los folículos dominantes en yeguas, y este aumento se cree que está mediado, al menos en parte, por el IGF-1. El VEGF es probable que participe en el aumento en la vascularización del futuro folículo dominante antes del inicio de desviación, que probablemente aumenta la disponibilidad de gonadotropinas circulantes al folículo. La reducción de los niveles de VEGF y la baja vascularidad de la pared folicular  de los folículos dominantes durante el punto de transición relativo a la fase de ovulación subraya el papel fundamental del VEGF en el desarrollo del folículo ovulatorio en yeguas.

Herda en el caballo Cuarto de Milla “Una bomba de tiempo”
Por: Rommel González Gracia, Especialista en Fisiología y Genética animal, Universidad de Mississippi - USA / Cel.: 0414 455 8607 - 0416 548 0499 / rommelwgg@hotmail.com

¿Qué es HERDA?
Somos muchos los sorprendidos cuando alguien menciona la palabra HERDA.
Por una parte, los dueños de caballos y yeguas muy valiosas que pueden ser portadores de la enfermedad pero nunca han oído hablar de ella. Y por la otra, las personas que conocemos de este terrible defecto genético, del cual se habla y se escribe a diario en los países con grandes poblaciones de caballos, pero sorprendentemente, conocida por muy pocos en Venezuela. Por lo tanto, me voy a permitir describirles a este, hasta ahora, asesino silencioso. Sí, aunque parezca exagerado, el mal va por dentro y cuando aparece, su caballo estará tan lisiado que usted se vera en la triste y dolorosa necesidad de practicarle la eustanacia.
HERDA, también conocida como Hiper-elastosis Cutis, es un defecto genético vinculado al ejemplar Poco Bueno y muchos de sus descendientes, que causa el desgarro y el desprendimiento de la piel ante la presión y el roce de la silla de montar a los caballos que padecen la enfermedad. Las mencionadas lesiones pueden originarse también como consecuencia de una herida ó traumatismo. Estas lesiones desastrosas y de muy difícil, a veces imposible curación, son ocasionadas por la incapacidad genética del animal para producir colágeno, debido a una mutación o pérdida de secuencia en las cadenas de aminoácidos que forman los cromosomas. El colágeno es la sustancia responsable de la adhesión de la piel y los músculos en el organismo.
A continuación se observan fotografías de animales con lesiones producidas por HERDA, cortesía de la Dra. Ann Rashmir de la Universidad de Mississippi y de la AQHA Australia.
En este punto, surgen tantas preguntas en la mente de un dueño de caballo, que se le hace difícil ordenar las ideas porque no sabemos cual de ellas es la más importante. Empecemos por saber:
¿Quién puede ser portador del gen responsable de este desastre genético?
Portador puede ser cualquier animal que tenga a Poco Bueno o alguno de sus descendientes, sin importar cuantas generaciones atrás o que tan lejos aparezca en su registro genealógico (pedigree). A este respecto, se hace necesario aclarar que Poco Bueno es uno de los más grandiosos caballos que ha tenido la raza Cuarto de Milla y que fué el inbreeding, utilizado de manera empírica e indiscriminada, lo que nos trajo el maléfico defecto. También, es preciso señalar que no todos los descendientes de Poco Bueno son portadores del defecto genético. Desafortunadamente, debido a la alta consanguinidad que se observa hoy día en los caballos Cuarto de Milla de trabajo (performance), la frecuencia del gen ha aumentado de manera alarmante en las últimas décadas y hoy alcanza entre el 25 y 30%  de esta población. Es decir, 1 de cada 3 ó 4 caballos puede ser portador. Peor aún, la frecuencia seguirá aumentando, a menos que hagamos algo muy pronto.

¿Por qué el HERDA no se observa en los portadores del gen?
Porqué es un gen recesivo que sólo se hace presente cuando dos animales portadores (N/Hrd) son apareados y cada uno aporta un gen defectuoso para crear la forma homocigótica, es como decir, la forma pura del defecto genético (Hrd/Hrd).

¿Por qué no se ha difundido más información sobre algo tan terrible?
A pesar, de conocerse de casos desde la década de los 70, su diagnóstico preciso es muy reciente. Además, involucra un hecho de repercusión económica muy negativa que produjo resistencia entre los comerciantes y criadores hasta que la localización del gen defectuoso fué un hecho científico irrefutable. Este hallazgo es producto del esfuerzo de un equipo de investigación liderizado por la M.V. Nena Winand, PhD. de la Universidad de Cornell, U.S.A. Afortunadamente, ellos mismos elaboraron una prueba inequívoca para detectar el gen con 100% de confiabilidad.

¿Qué puedo hacer si tengo un descendiente de Poco Bueno?
Un propietario, criador o comerciante de caballos que sea responsable y tenga ética, tiene el deber de realizar la prueba para saber si su ejemplar es o no portador del gen defectuoso. Un comprador inteligente, que no quiera ver su inversión comprometida, tiene todo el derecho de exigir la realización de la prueba antes de cerrar una negociación.

¿Qué pasa si mi animal es portador?
La mayoría de los criadores importantes del mundo ya han realizado la prueba a sus padrillos y, de forma ética y responsable, le hacen saber a quienes quieren comprar el servicio de monta sí el ejemplar es portador de HERDA. Así mismo, exigen que las yeguas que sean potenciales portadoras tengan la prueba. De ser portadoras, no le venden el servicio. Por el bien de la raza Cuarto de Milla y de nuestra propia cría, las yeguas portadoras deben ser servidas solamente con caballos negativos (HERDA N/N), pudiendo inclusive producir hijos HERDA N/N. (negativo)

¿Especialmente quienes son portadores de HERDA hoy día?
Es sorprendente y alarmante saber que 1.200 padrillos americanos, dentro de los cuales muchos hijos e hijas han sido importados a Venezuela, son portadores de HERDA. Ya es público que son portadores muchos de los caballos más valiosos de la raza y sus renombrados hijos como Doc O' Lena, Dry Doc, Smart Little Lena, High Brow Cat, Zippo Pine Bar, Poco Tivio, entre otros. También, se han contaminado a través de sus líneas maternas, muchos descendientes de Freckles Playboy, Doc Bar y Peppy San Badger. Otras razas afectadas son la Pinta Americana, Apaloosa y animales cruzados con estas razas.
La idea de esta publicación no es alarmar, sino alertar y concientizar sobre un problema que nos afecta o puede afectar a todos los que somos propietarios, disfrutamos, admiramos y amamos la cría de caballos, especialmente del Cuarto de Milla.
Es nuestra responsabilidad evitar el estallido de esta bomba de tiempo, y de hacerlo, que cause el menor daño posible.
Es importante señalar que la AQHA Australia, responsablemente, ha decidido no registrar caballos importados positivos para HERDA, a partir del 01 de Enero del 2.008 y ha hecho obligatoria la prueba de HERDA antes de registrar cualquier ejemplar que pueda ser portador del indeseable gen.

Sin cascos no hay caballo
Entrevista: Juan Zamora / Cel.: 0412 888 7157 / avanezg@hotmail.com

Para lograr el buen desempeño de nuestros caballos se necesitan una serie de conocimientos que muchas veces no poseemos, por lo que requerimos el asesoramiento de expertos que nos aconsejen en qué es lo mejor para cada uno de ellos. Pero lo más importante es mantenerlo sano y sobre todo cuidar un aspecto fundamental: sus cascos y cuando queremos que ellos trabajen en una pista o nos lleven sobre su lomo es necesario ponerles unos buenos "zapatos" es decir, que se deben herrar cada cierto tiempo. Así como uno cambia sus zapatos cuando están gastados, se deben cambiar las herraduras cuando ya no son aptas para su uso y también porque el casco del equino va creciendo.

El caballo, en estado natural, depende de sus patas para sobrevivir. Si sus cascos no están sanos tendrá dificultades para seguir a la manada en busca de agua y comida y no podrá huir de los depredadores. En estas condiciones tendremos un animal totalmente vulnerable y con pocas probabilidades de mantenerse con vida. Igualmente pasa con los caballos de nuestra cuadra y los problemas se pueden traducir en un animal nervioso y desconfiado, inseguro al andar y que al hacerlo probablemente siente dolor, lo que puede ser causa de agresividad e incluso de una negación a moverse. De allí la relevancia de contar con un buen herrador para asesorarnos sobre las condiciones de los cascos del caballo y su disposición para el herraje. Por ello, contactamos al señor Juan Zamora, herrador de profesión para que nos de algunas recomendaciones y opiniones acerca de la técnica de herraje, el mantenimiento y los cuidados pertinentes para asegurarnos de la buena salud de las patas del caballo.

Muchos veterinarios y cuidadores coinciden al afirmar que “sin casco no hay caballo” por lo que debemos conocer correctamente la estructura de esta zona elemental del animal y saber qué cuidados precisa. El casco está formado principalmente por tres partes: la Pared o Muralla, que es la zona exterior formada por una capa córnea y su crecimiento es hacia abajo desde la corona, es la parte fuerte del casco. Esta capa córnea es la que soporta los impactos fuertes del caballo. La Suela, parte ligeramente cóncava que cumple la misión de proteger el casco de lesiones y debemos tener mucho cuidado con ella puesto que es muy delgada y la Ranilla o Candado, el cual es un mecanismo amortiguador y antideslizante que facilita que el casco se extienda y contraiga a cada paso. El candado es algo sagrado, por decirlo de alguna manera, que se debería tocar lo menos posible ya que es la zona de apoyo y que bombea sangre al casco y por supuesto a la raíz, esa planta radicular hay que mantenerla lo más sana posible. Resulta fundamental mantenerlo en todo momento limpio para evitar problemas en el casco, prosigue el señor Zamora.

La córnea del casco, o Muralla, no deja de crecer durante toda la vida del caballo (se calcula que aproximadamente un centímetro al mes de promedio), pero igualmente se va desgastando por el peso añadido del jinete, las características del terreno y las actividades a la que están destinados, sobre todo si el animal trabaja sobre una superficie dura. De ahí la necesidad de utilizar los herrajes, que servirán para evitar el excesivo desgaste del casco, pero, paradójicamente estamos creando un nuevo problema: ahora el crecimiento es mayor al desgaste.
Si, la herradura es como la “suela” que protege el casco del caballo; previene su desgaste excesivo y lo cuida del deterioro, además, cuando los caballos tienen algún problema en sus patas, ya sea porque sus cascos están torcidos o porque padecen alguna enfermedad, se les ponen herraduras especiales u ortopédicas. Las más conocidas son las herraduras de huevo, de barra o de corazón. Actualmente, las herraduras de hierro son las más utilizadas pero también las hay de aluminio que son las más usadas en caballos de carrera, ya que son muy livianas, afirma el señor Zamora.
Herrar un caballo no significa ponerle herraduras hasta que se desgasten, sino que debe ser una acción periódica en la que lo importante es conseguir que las dimensiones del casco y su conformación no sean diferentes a como lo serían en un caballo en libertad.

¿Cada cuánto tiempo se deben cambiar o reemplazar las herraduras?
Bueno, es muy relativo, pero tu puedes usar una herradura por mucho tiempo siempre y cuando este bien, que no este desgastada, pero en promedio, una herradura debería durar entre un mes y 45 días (seis semanas, aproximadamente) más de allí no es recomendable porque el caballo pierde las líneas pódales o aplomos y el crecimiento de su casco influye en la disposición de la estructura ósea de sus extremidades y como consecuencia, de todo su esqueleto y su forma de moverse, lo que puede generar dolencias en el caballo, como por ejemplo en los nudos, en los ligamentos, en lo tendones, etc. De modo que, el crecimiento del casco, el desgaste de la herradura y su ajuste al casco son los factores principales a la hora de determinar cuándo un caballo debe volver a ser herrado.

El mantenimiento de los cascos
Debemos observar los cascos del caballo para detectar anomalías y prevenir problemas futuros. Coger sus patas con frecuencia es una buena medida para que no haya sorpresas a la hora de herrar. También, es importante una alimentación balanceada, que podemos enriquecer con productos que aporten biotina para favorecer el buen estado del casco y el pelo. Existen productos en el mercado que pueden mezclarse con la ración diaria. Otra práctica básica es la buena higiene del casco para garantizar su buena conservación. Por ello, es fundamental que la labor de limpieza se realice todos los días, eligiendo para ello como momento más adecuado justo antes de proceder a montar.

Para la limpieza utilizaremos el denominado limpiacascos, de la siguiente manera:

* Tratar de eliminar la suciedad trabajando desde el talón hacia la lumbre; poniendo especial cuidado de no penetrar en las zonas blandas de la ranilla.

* Cuidar, especialmente, el aseo de los surcos colaterales de la ranilla, ya que es el lugar preferido para las bacterias, piedras y cualquier elemento punzante.

* A la hora de limpiar la ranura central, poner la máxima atención en la búsqueda de cualquier señal de podredumbre.

* Comprobar la no existencia de cortes ni grietas, así como el grado de sequedad del casco.

* En caso de que detectemos mal olor, existirá una gran posibilidad de encontrar una infección. De ser así, proceder a limpiar completamente el casco y aplicar agua oxigenada en las zonas afectadas. Repetir la operación al menos una vez al día y, por supuesto, consultar al veterinario.

Para terminar la limpieza, comprobar que la herradura se mantiene perfectamente colocada y pasar los dedos por los remaches para asegurar que se mantienen en su sitio.
Hay que tener en cuenta que si no realizamos la limpieza a diario, no podremos percibir la aparición de un problema hasta el momento en el que el caballo comience a cojear; lo que en ocasiones puede ser demasiado tarde.

Para saber si un herraje es bueno, debemos tener en cuenta los siguientes puntos:
Los clavos tienen que ser del tamaño correcto, y ya traen una guía para evitar que al clavarlos se vaya a malograr el caballo. Es recomendable colocar los clavos hacia la pinza, no colocar el último clavo hacia el talón porque en ese caso estaríamos dañando el funcionamiento del casco, le quitamos al casco la libertad de abrir y cerrar en cada pisada. El clavo debe colocarse a 1 pulgada de alto más o menos porque más de eso se corre el riesgo de que se dañe la muralla y se pierda la herradura con mucha facilidad, aunque eso depende también de las dimensiones del casco del caballo. Cuando el caballo tiene el casco muy grande es recomendable ponerlo lo más alto posible. Luego de colocar el clavo, se procede a remacharlo, lo puede hacer el herrero o algún ayudante o aprendiz, se debe tratar de cortar el clavo lo más corto que se pueda para no hacer esa canal que hacen en el casco con mucha frecuencia, a mi particularmente no me gusta hacerla, se le hace solo una limpieza por debajo del casco para que no quede sobre saliente el dobles del clavo y pueda ocasionar molestias al caballo en su andar. Generalmente, los remaches deben quedar a un tercio de la altura de la muralla. La herradura de aluminio, para caballos de carrera, por ejemplo trae 12 huecos para que el herrero elija la mejor forma de trabajo, dependiendo de las condiciones del casco.

En el corte del talón no podemos decir cuanto tenemos que quitar, cada ejemplar nos dirá cuanto debemos eliminar, pero yo digo que la altura del candado nunca debe superar la altura del talón, siempre debe estar el talón por encima. Los talones quedan protegidos por el herraje. La herradura nunca se debe poner ni muy sobre saliente ni muy dentro del casco porque sí esta muy sobresaliente se ocasiona un desaplomo ya que el caballo pisa más a delante de lo que debe pisar y si la colocas muy adentro sucede lo mismo pero hacia la parte trasera y se corre el riesgo de que la herradura quede molestando la línea blanda del casco y el caballo puede claudicar por esa mala practica. La herradura tiene que quedar exactamente al casco, siempre y cuando tengas casco sano. Sin embargo, yo recomiendo dejar un sobresaliente hacia el talón porque el caballo a los 15 días de crecimiento del casco la herradura se va con los clavos que la fijan a la pinza y las puntas de la herradura se entierran en los talones y allí se encuentran dos cartílagos alares que son complemento de la 3ra falange, de modo que si la herradura se entierra allí atrofia el crecimiento de los cartílagos produciendo un dolor en la pata del caballo que amerita un tratamiento. Si tienes un casco con deformación, trabajas el casco con anticipación y una vez que lo terminas es que colocas la herradura, es decir le quitas la deformación lo más que puedas y luego se coloca la herradura. La deformación de un casco es fácilmente observable porque puedes ver un crecimiento adicional entre la línea blanda y la muralla.
Después de cortar el casco hay que pasar la escofina a fin de aplanar el casco para darle un apoyo uniforme a la herradura para que no se corra o se ruede. La herradura debe pegar solamente de la línea blanda hacia fuera, no puede pegar hacia la parte interna porque se lastima el caballo, se corre el riesgo de que la herradura quede molestando la línea blanda del casco y el caballo puede claudicar por esa mala practica. No debe quedar pegada de la zona de la suela porque ocasionaría un hematoma o lesión en esta. Las puntas de la herradura deben quedar libres del candado, no deben estar apoyadas en él porque también producen dolor y crean muchos hematomas en lo que llamamos los bulbos.

Con respecto a la suela, sólo tenemos que limpiarla un poco, no debemos desolar tanto al caballo porque la suela es muy delgada y si la quitamos dejamos al caballo expuesto a cualquier superficie y se puede lastimar y no es lo adecuado.

Lo propio es limpiar lo menos posible y eliminar solamente los tejidos muertos y colocar la herradura, la cual debe quedar exactamente al casco, siempre y cuando tengas un casco sano.

De cualquier manera, y para evitar la pérdida del herraje en el peor momento, no cabe otra solución que la de mantener una regularidad en las visitas al herrador junto con una constante observación de su estado.

Algunos de los problemas más comunes en el herraje de un caballo, así como las posibles soluciones a adoptar, que en la mayoría de los casos deberá realizar el herrador:

* La herradura no se ha colocado plana: si se encuentra sobre un casco plano, terminarán por aflojarse los tornillos.

* Si el casco no está plano, provocará el movimiento de la herradura alrededor del punto más alto.* Si las herraduras son demasiado grandes o largas (mal ajustadas); puede ocurrir que la herradura llegue a ser arrancada por otros pies del caballo o incluso por animales cercanos; también cabe la posibilidad de que se enganchen en el box o en el remolque. Para evitarlo se deberá disminuir la longitud de los callos de la herradura.

* Si la herradura resulta, por el contrario, demasiado pequeña; no aguantarán el crecimiento del casco, provocando la ruptura de los clavos o incluso de la pared del casco. El herrador deberá asegurarse de que la herradura tenga suficiente descanso para la expansión del casco.

* Colocación de una herradura demasiado ligera; saltará fácilmente o se doblará. Es conveniente que el herrador utilice una herradura más pesada.

* Malos aplomos: provocan que el caballo aterrice primero con una parte del casco, desplazando la herradura. En estos casos será necesario cortar el casco.

¿Cuáles son las correcciones de aplomo más frecuentes?
Hay una amplia variedad de correcciones que se pueden hacer, por ejemplo, en el caso de los caballos de carrera, que son ejemplares que están al extremo todo el tiempo, tienden a rozarse en los nudos, corvejones y cuartillas, por lo que requieren las correcciones pertinentes.
Los roces en los nudos son toques que el caballo se da con el casco en el nudo porque los tiene tirados hacia adentro. En este caso se corta la parte externa del casco un poquito más de modo que al dar el paso el nudo busque hacia afuera, alejándose del casco contrario.

Cuando el choque es en la cuartilla, el casco se rebaja o se corta más por el lado de la pared interna a fin de evitar que al caminar el casco pase cerca de la cuartilla, mientras que los toques que el animal se da en los corvejones se corta más el casco por la pared externa y en la herradura de las manos cortas o rebajas la pinza externa o la lumbrera, la rebajas de menos a más para no molestar mucho al animal y modificarle la pisa a fin de corregir la molestia. Estas son las correcciones más frecuentes, pero hay muchas más.

Otro factor importante en el mantenimiento de los cascos lo constituyen los cambios del grado de humedad (mojado/seco) que normalmente producimos tras el entrenamiento con nuestro caballo. Debemos procurar que estos cambios sean los mínimos posibles y utilizar algún tipo de aplicación tópica que selle la cantidad correcta de humedad, al tiempo que permita el necesario paso de oxígeno, de esta manera, debemos tener en cuenta la hidratación, elasticidad y protección del casco que se pueden ver alteradas por la climatología, el tipo de terreno, el tiempo en estabulación. Un casco excesivamente húmedo o seco puede acarrear problemas. Igualmente existen productos en el mercado apropiados para la protección del casco. Los podemos encontrar en forma de grasas y ungüentos que deben ser de aplicación diaria y en forma de selladores que se aplican una vez por semana.

Para finalizar, el refrán popular “Sin casco, NO HAY CABALLO”, resume perfectamente nuestra intención. El buen estado de los cascos del caballo nos procurar un animal cómodo y seguro ya que dispone del mejor instrumento que tiene para sobrevivir en estado natural. Y su buena predisposición para caminar facilitará el trabajo que realicemos juntos y nuestro disfrute. ¡Al cuidar los cascos del caballo se evitarán muchos problemas y gastos innecesarios!

La boca es vital
Por: Marco Figoli, M.V.*, Luis Medina, M.V., MSc PhD, Carlos Veláquez, M.V., MScs, MsC PhD, Agroclínica CA. Clínica Veterinaria “Dr. Luis Medina” *email: marcofigoli@gmail.com / Cel: 0424 353 1500

¿Existe alguien que no conozca la importancia de mantener  una buena salud en la boca de su caballo? Posiblemente no, pero, seguramente si existe aquel que no sabe identificar cuando el problema es la boca, y por consiguiente, mucho menos sabrá que hacer para corregirlo o en mejor caso evitarlo. Por años, culpamos a la jaba de todos los males, y no contentos con ello, la solución era cercenar esa almohadilla, y quedar satisfechos porque “muerto el perro, se acabo la rabia”. Se nos acerca otra pregunta, ¿llevaría usted a su hijo de cuatro años al odontólogo para que le arrancaran parte del paladar porque le esta doliendo una muela? Nunca, seria una total falta de sentido y por supuesto, de humanidad.

Nos encontramos, entonces, que nuestros conocimientos de la boca del caballo son mínimos. No es para menos, estamos acostumbrados a escuchar frases como “sin patas no hay caballo”, que son totalmente ciertas, pero nunca escuchamos ninguna que nos recuerde que la boca de nuestros caballos es importante, Y es por eso que ahora le toca el turno a la boca.
La vida del caballo entra por la boca, entonces, para tener una vida sana, hay que tener una boca sana. Para ello, es necesario mantener revisiones periódicas donde se busque corregir los desbalances presentes.
¿Por qué ahora si hay que hacerlo y antes nunca? Sencillo, varias son las causas.
• Hemos tomado a un caballo que pastaba libremente, y lo hemos colocado en confinamiento para domesticarlo, y para ello, modificamos su dieta y sus patrones de alimentación, ahora comerá dos o tres veces al día y pasará toda una noche sin hacerlo. Es por esta razón que podemos esperar que los caballos que tenemos sueltos a potrero, tiendan a tener bocas más sanas.
• Ahora más que nunca, exigimos un mayor desempeño a nuestros caballos, e incluso a edades mas jóvenes.
• A la hora de seleccionar caballos para la cría, tomamos en cuenta muchas habilidades y destrezas, pero nunca consideramos los problemas dentales.

Inspección de la boca, ayudados por el abrebocas

La flecha indica la presencia de diente 1er Premolar, conocido como “Diente de Lobo”

Flecha verde indica lesión inflingida por dentadura con bordes filosos a la mucosa oral. Flecha amarilla indica bordes filosos en dientes Premolares y Molares

Identificar si su caballo tiene algún problema dental, y lograr dar solución para mantener una boca balanceada, hará que su caballo se sienta cómodo y usted podrá disfrutarlo de mejor manera.

Conociendo la boca de nuestro caballo
A través de la evolución, los caballos han desarrollado una dentadura altamente especializada para procesar el pasto que van a ingerir, en donde los dientes que están en la parte más exterior de la boca a los cuales llamamos incisivos, con su superficie plana y bordes ligeramente redondeados, son los encargados de tomar y arrancar el pasto, para posteriormente enviarlo a los molares y premolares, conocidos coloquialmente como muelas, en donde su superficie irregular se encargará de molerlo y mezclarlo con la saliva para poder tragarlo y aprovecharlo efectivamente.
Al igual que los humanos, los caballos poseen dos juegos de dientes a lo largo de la vida, unos llamados residuos o “de leche” que serán cambiados por los permanentes a medida que el potro crezca.
Es importante saber que los dientes del caballo, sin importar la edad que tengan, nunca dejarán de crecer, en diferencia al de los humanos. Por lo tanto, el roce continúo entre ellos y el roce con el forraje, producirán un desgaste normal que irá dando forma a la dentadura. Desafortunadamente, son pocos los casos de caballos con mordedura u oclusión perfecta, por lo tanto, al existir ligeras discordancia entre grupos de dientes complementarios, propiciará a que se pierda la forma natural y por lo tanto, se pierda el balance que debe existir entre piezas dentarias superiores e inferiores.
Si usted sospecha que existe algún problema con la conformación en la dentadura de su caballo o que ocurrió una pérdida de alguna pieza dentaria, el Médico Veterinario practicante en equinos, es el más indicado para asistirlo y determinar cualquier falta.

Reconociendo si su caballo puede tener problemas dentales
Generalmente, los caballos con problemas en su dentadura, son de comportamiento irritable, y con muestras de dolor constante, sin embargo, se ve el caso de caballos que han logrado adaptarse a su grado de incomodidad, en donde cobra vital importancia  la necesidad de un chequeo dental periódico. Según la Asociación Americana de Practicantes en Equinos (AAEP), los signos comunes encontrados en caballos con problemas dentales son:
• Pérdida de alimento de la boca mientras come, con dificultad para masticar y salivación excesiva.
• Pérdida de condición corporal.
• Partículas de alimento o forraje de gran tamaño o sin digerir en las heces.
• Movimientos de levantamiento de la cabeza al frenar o movimientos molestos de la cabeza en respuesta al freno o bocado, con excesiva mordedura o resistencia al mismo.
• Bajo desempeño, problemas para frenar o para girar hacia los lados.
• Mal olor proveniente de la boca, e incluso de los ollares. O trazas de sangre en la boca.
• Descarga nasal o aumento de volumen en la cabeza, mandíbula o tejidos del interior de la boca.
Flecha verde, indica lugar donde se extrajo el 1er Premolar (Diente de Lobo). Flecha amarilla, gancho dentario en 2do Premolar. Flecha azul: lesión de importancia ocasionada a la mucosa oral por el gancho dentario indicado anteriormente.
Dentadura con gancho dentario mientras es corregido, nótese antes y después

¿Cuáles son los problemas más comunes que podría tener su caballo?
Existe gran cantidad de problemas que pueden afectar la boca, sin embargo, los más comunes son:
• Bordes filosos en las muelas (puntas dentarias)  que laceran la lengua y mucosa oral.
• Incomodidad y dolor causado por la erupción del Diente de Lobo (1er Premolar) al contacto con el freno.
• Ganchos formados en los molares.
• Caninos filosos y de gran tamaño que lesionen la mucosa oral e interfieran cuando se coloque o retire el freno, siendo riesgoso inclusive para la persona que realiza el procedimiento.
• Pérdidas o fracturas dentarias.
• Dientes anormalmente largos que ocupan el lugar de dientes perdidos o fracturados.
• Infecciones de dientes y/o encías.
• Enfermedad periodontal.

¿Pero, tienen solución?
Afortunadamente, la gran mayoría de estos problemas pueden ser solucionados de manera oportuna y los cambios empiezan a ser notados prácticamente de manera inmediata.
El primer paso requerido es realizar una inspección completa y eficiente de la boca, para lo cual es vital el uso de un espéculo o abreboca. Sin el uso de este implemento, es imposible poder dar un diagnóstico fiable, y por supuesto ni siquiera pensar en el siguiente paso de restituir el balance adecuado de la boca, lo cual amerita de limas especializadas manuales o motorizadas, que remueven las malformaciones formadas por el desgaste desigual.
Existen lesiones de mayor complicación que ameritan un tratamiento más especializado, comúnmente, están relacionadas a alguna afección de la raíz de las piezas dentarias, y para su solución, se recomienda ampliamente trasladar al caballo a un centro de atención veterinaria especializado. Afortunadamente, son poco comunes, representando un pequeño porcentaje de las patologías dentales.

Cuidados preventivos
Es muy importante que se incluya en chequeo dental minucioso al examen físico anual que debe realizar el Médico Veterinario a su caballo, y se debe aprovechar ese momento para corregir cualquiera de los problemas que presente, o simplemente de corregir ligeras alteraciones que desencadenen lesiones futuras.
El procedimiento básico se conoce como “limado”, en donde el Médico Veterinario debidamente equipado, procede a limar las alteraciones con el uso de limas manuales o motorizadas y logra conseguir un balance adecuado de la boca, lo cual se traducirá en que su caballo se sentirá más cómodo a la hora de trabajar y aprovechará mejor el alimento. En pocas palabras, usted le brindará la oportunidad de mejorar su desempeño y ambos podrán alcanzar logros mayores.

Lordosis extrema
Por:
José Luis Canelón Pérez, Coordinador General Cátedra Libre para el Estudio y la Conservación del Caballo Criollo Venezolano / UCLA Cel: 0414 529 7724 / caballovenezolano@yahoo.com

El observador crítico
Cuando miramos un caballo con ojos de aficionado, sin haberlo estudiado como individuo y conocer la importancia de sus diferentes partes, quizás nos pasen desapercibido detalles y características que, a ojos de un conocedor o estudioso, representan la diferencia en la escogencia entre uno u otro caballo. Cada parte del caballo tiene sus virtudes y sus defectos, desde las orejas hasta la cola sin olvidar el cuerpo (tronco) ni los miembros (patas).
En definitiva, la conformación o manera como están distribuidas y formadas las diferentes partes del cuerpo de un caballo es una de las tres razones fundamentales para la selección de un caballo. Las otras dos son el pedigrí (Genealogía) y la actuación individual (Performance).

La conformación es considerada altamente heredable y por esta razón debemos analizar los aspirantes a sementales y yeguas de cría con sumo cuidado y con ojos de experto o asesorados por uno de ellos. También, hay que prestar atención al físico del caballo que queremos comprar para destinarlo a nuestra silla o a diferentes actividades deportivas, para nadie es un secreto que la forma (Conformación) está unida a la función (desempeño atlético o deportivo).
La mayoría de las faltas de conformación se observan al nacer el potro, pero algunas se notan a medida que él va creciendo.
La región dorso lumbar
La región del dorso, espalda, si traducimos los textos en inglés al castellano, tiene gran importancia en el caballo, por dos razones fundamentales: la primera es que el verdadero motor impulsor del caballo, se encuentra en la región posterior, básicamente en la musculatura que rodea a la articulación de la Babilla (femorotibiarotuliana), esa fuerza necesita pasar hacia adelante y solamente puede hacerlo a través de las estructuras indeformables, cuyo ejemplo típico son los huesos, por lo tanto, la columna vertebral con sus vértebras, es el elemento que permite el paso de esa fuerza impulsora que proviene del tren posterior hacia el anterior, para transformarse en desplazamiento. La segunda razón, es porque esa región soportará un peso extra, el peso del jinete o el de la carga.

Alteraciones de la forma del dorso
Al igual que en humanos se conocen tres alteraciones o desviaciones de la región dorso lumbar o espalda: Escoliosis es una flexión lateral o de lado de la columna vertebral, es decir, si observamos el dorso del caballo desde arriba éste está desviado hacia alguno de los lados. Xifosis en este caso la flexión es en forma de curvatura de la parte superior del dorso en forma de carpa y Lordosis con una flexión ventral del dorso comúnmente conocido como ensillado y es el tema que he escogido hoy para comentarles.

Estudios en USA
Según estudios del Dr. Gallager en USA, menos del 1% de los caballos sufre de Lordosis por lo que las investigaciones acerca de esta materia son escasas. Llamó la atención la presentación de la afección en mayor porcentaje en ejemplares de la raza American Saddle Breed, quizás por la forma plantada de su estación, en la cual los miembros posteriores se alejan de los anteriores, ampliando la base de sustentación y al mismo tiempo elevando la porción posterior (Cola) haciendo presión hacia abajo en la zona dorsal.

Como determinamos la presencia de Lordosis
Gallager  ideó una manera práctica de medir la curvatura presente en la Lordosis. Tomando los puntos más altos de la cruz y de la grupa, los unió con un línea recta y luego midió la distancia que hay entre el dorso y esa línea superior.
394 Dorsos de caballos se midieron para obtener un promedio de la distancia normal entre estos dos puntos, 305 American Saddle Breed (ASB) 40 Arabes puros (Ar) y 49 cruces de primera generación entre ASB y Ar, la idea era establecer los límites entre un dorso normal y uno con Lordosis, el promedio se estableció en 4 cms, con un 75% de los caballos que oscilaban entre 3 y 5 cms. Para este investigador, el problema de Lordosis empieza cuando la distancia entre el dorso y la línea de unión de la cruz y la punta de la grupa es de 6.5 cms en adelante. Todos los caballos clasificados con Lordosis en este estudio fueron ASB, sin embargo, he leído reportes de la afección en Halfinger, Cuarto de Milla y caballos de sangre Arabe.

Qué porcentaje esperamos encontrar
Los ejemplares con Lordosis representaron el 7% y al menos el 5% desarrollo la Lordosis durante la Juventud. Es interesante saber que sólo en casos graves un potro recién nacido muestra signos de Lordosis. La anormalidad del dorso generalmente progresa con el crecimiento del esqueleto y se hace aparente en los primeros 18 meses de vida, luego se estabiliza y permanece hasta el fin de su vida.

Ventajas de la rigidez del dorso en el caballo
Como comentamos al principio, la característica más significativa del dorso normal del caballo es su rigidez. Además de participar en el movimiento del caballo y del soporte del jinete o de la carga, suministra un conducto de protección inmóvil a la médula espinal, en el cual los cuerpos de las vertebras están mantenidos en su lugar por ligamentos y otros tejidos blandos sin olvidar que la columna vertebral del caballo se mantiene bajo tensión por los músculos del abdomen. Lordosis en individuos viejos o yeguas multíparas, ocurre por debilitamiento de estos tejidos de soporte y pérdida del tono muscular de los músculos del abdomen y del dorso permitiendo cierto grado de desplazamiento hacia abajo (Lordosis); a pesar de esta modificación en la rectitud del dorso por la edad, los dorsos de los caballos viejos son todavía considerados más rígidos que el de otras especies.
La Lordosis presente en otras especies va unida a deformidades de las mismas vertebras y no a problemas de las estructuras de soporte. Gallager nuevamente, radiografió la columna de un ASB con Lordosis extrema y encontró tres vertebras no completamente desarrolladas a las cuales llamó hemivertebras, de la columna en ese lugar (Lordosis).

A pesar de estas anormalidades, la columna vertebral describe un suave hundimiento a diferencia de otras especies que sufren efectos neurológicos por la Lordosis, pudiéndose producir hasta una parálisis completa. En cambio, en el caballo las hemivertebras están fijadas firmemente en su lugar por las fuertes estructuras de soporte que parecen proteger de daños a la espina dorsal y a los caballos con Lordosis les evita de las serias consecuencias observadas en otras especies que poseen dorsos más flexibles (perros, humanos,cabras).

Relación genética
El estudio del Pedigree determinó la influencia de la herencia de la Lordosis en los ASB, 5 sementales de los 14 estudiados, aún en diferentes fincas, indica la relación de la Lordosis con la herencia y no con el medio ambiente.
Se tiene certeza que las hemivertebras en la zona torácica es la causa de la Lordosis, tanto en caninos como en humanos y seguramente en caballos, el rompecabezas es como un gene o pull de genes pueden afectar una vértebra. Lo que si consideramos cierto es que es de carácter recesivo, por lo tanto ambos padres deben aportarlo y es posible que vaya unido a otro carácter que los criadores han seleccionado.
El gen o genes específicos relacionados con la Lordosis no han sido identificados aún, no existe una prueba basada en ADN hasta el momento que permita rastrear o identificar este gen, ni un estudio intensivo de los pedigrees. Sin embargo, debido al carácter genético de esta anormalidad, los criadores deben ser muy cuidadosos en el momento de seleccionar los sementales y las yeguas antes del apareamiento, ni que decir, que no debe repetirse por ningún motivo los apareamientos que han producido ejemplares con Lordosis extrema.

Efecto de la Lordosis extrema
La Lordosis afecta todas las razas de caballos, pero en ninguna de ellas, afecta de manera negativa la salud o su desempeño. Las yeguas con Lordosis extrema no tienen problemas adicionales en concebir, durante la preñez, ni al momento del parto. En cuanto al desempeño motor quizás tengan muy pequeñas alteraciones.
La Lordosis es un tópico controversial porque los ejemplares afectados pueden actuar y con una silla encima, el problema no se observa. La modificación que ocurre en el movimiento es menor y puede mejorarse con herraduras y entrenamiento.
La silla a usar en un ejemplar con Lordosis extrema debe ser bien seleccionada con precausión de no causar lesión en la zona afectada, así mismo, la cobija y el sudadero deben elegirse de acuerdo. Los caballos con Lordosis extrema pueden trabajar como ejemplares de tiro sin cuidados adicionales y sin problemas por su anormalidad.
El primer ejemplar observado en Venezuela por mi persona, llamó mi atención pero no lo suficiente como para investigarlo, como si sucedió con casos posteriores. Sirva este trabajo para divulgación de un tema poco conocido y para ayuda a la cría equina del país.

¿Sabes cómo puedes calcular el peso que tu caballo puede transportar comodamente?
Por:
Héctor Jurado Capecchi, M.V. / vetjurado@yahoo.com / 0414 322 0809

Uno de los aspectos que más nos preocupa a los buenos caballistas, es poder saber cuál es el peso que podría soportar nuestro caballo a la hora de montarlo, sobretodo si se trata de paseos largos, cabalgatas, trabajo y deportes como endurance, raid y algunos otros más. Esto toma un matiz importante porque si es el caso que nos quedemos cortos en el cálculo, no pasaría nada, pero si nos excedemos en el cálculo nuestra cabalgadura evidentemente no puede rendir lo mismo y peor aún, propiciaríamos dolores y lesiones que pueden ir desde algo leve o hasta algo muy grave, incluso provocaríamos problemas de conducta. Por ejemplo, caballos que se desbocan o corcovean o no se dejan montar, es muy probable que en un paseo o trabajo anterior se le haya acarreado mucho peso o incluso una montura mal colocada o que no se ajusta a su anatomía.   
Por eso, a la hora de viajar a caballo, recorrer largas distancias o practicar algún deporte ecuestre deberíamos saber cuál es el peso que cómodamente puede transportar nuestro caballo y así sacar el mejor provecho y hacer que nuestra cabalgadura sea más eficiente.
Para esto sólo se necesita un instrumento de trabajo, la cinta métrica, y si fuese posible un hipómetro.
Los Sres. Crevat y Baron crearon una fórmula que es bastante sencilla y además muy fácil de aplicar, ésta me fue facilitada en al año 2003 por el Sr. Martin Hardoy, especialista e instructor de doma racional. Todo lo que se tiene que tener son algunos datos de nuestro caballo, tales como: alzada (A) y perímetro toráxico (PT), ambos medidos en metros.

Una vez que se tengan estos datos sólo queda aplicar la fórmula que dice:
El peso que un caballo puede transportar cómodamente =  PT2 * 56
A                                                             
Por ejemplo, uno de mis caballos, “Tabaco”, tiene una A de 1,52m y un PT de 1,80m, y el número 56 es una constante establecida por los autores Crevat y Baron. Por lo tanto, el peso que mi caballo puede transportar cómodamente =  1,80 x 1,80 x 56   =  3,24 x 56 
1,52               1,52       

Lo que equivale a    181, 44    =   119,37
1,52

El resultado de 119,36 Kg, es el peso que Tabaco puede transportar cómodamente. En este total deben ser incluidos el peso del jinete, la montura, las cobijas, cabezada, freno o embocadura, mantas, alforjas, riendas y demás aperos que estén colocados sobre, el caballo.   
Espero que con esta simple fórmula tú caballo y tú disfruten mas el uno del otro y así poder evitar que un paseo se convierta en una pesada penitencia.

Doma India
Por:
Héctor Jurado Capecchi, M.V. / vetjurado@yahoo.com / 0414 322 0809

Manga de palos y tablas

Hace un par de años, viendo un programa llamado “Los Maestros” sobre el Dr. Emilio Solanet, trasmitido por The History Channel, a quién se le da el título del Padre de la Raza Caballar Criolla Argentina, entre otros, tuve la oportunidad de ver a un domador, el Sr. Oscar Scarpati  Schmid, comentando sobre las bondades del caballo criollo y hacía una demostración de lo que hacían los indios ranqueles con sus caballos. Es en ese momento cuando decido investigar un poco sobre este tipo de doma y logro hacer contacto posteriormente con ellos: La Tribu Scarpati.

Decido asistir a Argentina a uno de sus cursos intensivos de una duración de tres días en el mes de septiembre de 2007. En su acogedor campo El Durazno,  en la provincia de San Luis a unos 800 km de Buenos Aires. En esa oportunidad me impartió Cristóbal Scarpati (hijo de Oscar) todos los rudimentos que se pueden obtener en un nivel I de este tipo de doma.
Es aquí cuando me entero que los indios ranqueles tuvieron una cultura ecuestre impresionantemente dúctil, efectiva, natural y que prácticamente desaparece con el genocidio que se llevo a cabo en los siglos pasados. Quizás el único o uno de los pocos indios que conservó esa cultura fue el señor Cristóbal Luna,  maestro quien trasmitió al Sr. Oscar Scarpati, en una  forma vivencial acompañado con una profunda filosofía y forma de ver el mundo, todo o casi todo lo que sabía de la manera  de ver, domar y vivir con el caballo. Este animal fue su compañero  y a la  vez le sirvió de transporte, de arma de guerra y hasta de alimento, ya que el indio en el desierto bajo profundas deshidrataciones supo beber su sangre sin provocar patologías en el caballo. También supo comer su carne en ciertas ocasiones ya no  para saciar su apetito, ni por meras razones nutricionales  sino para incorporar el espíritu del caballo a su propio ser.

En este primer viaje de 2007 el basamento era aprender que un caballo salvaje en esencia tiene tres características: es miedoso, es cosquilludo y es empático.
1.  En cuanto al miedo, esta es la característica emocional más destacable de esta especie. El miedo, viene de su condición de presa,  ya que el caballo tiene todos sus sentidos adecuados y desarrollados junto con su aparato locomotor para la huida, y éste constituye el primer mecanismo de defensa del animal. Sabiendo esto, lo primero que se debe hacer  con un caballo sin domar es enseñarle que aunque el humano es un predador, no estamos con él para comérnoslo o hacerle daño. 
2.  Las cosquillas, el caballo siente muchas cosquillas, con lo cual es menester desensibilizarlo, para que pueda aceptar nuestras caricias y señales, tanto de las manos así como de nuestros pies en el momento de montarnos sobre él.
3.  Es empático, como vive en manadas y es una presa, debe saber leer muy bien el lenguaje corporal de sus congéneres para pastar, abrevar, huir, reproducirse, estando siempre alerta y en guardia de los movimientos y situaciones del grupo para la escapada o huida.

Después de todo ésto cabe la pregunta ¿cómo hicieron los indios ranqueles para domar su primer caballo?. Hay que destacar que con la llegada de los conquistadores a las Américas, reintrodujeron al caballo y éste encontró aquí un clima y unas pasturas con todo un ecosistema que produjo un crecimiento reproductivo de esta especie en una forma exponencial. No en vano lo que hoy se conoce como la provincia de San Luis en Argentina era la nación Ranquel, la cual también era llamada tierra de caballos.

Manga anterior vista desde el interior y al fondo corral redondo hecho de palo y alambres dulces

Caballo con bozal y cabestro dentro del corral redondo, dandosele primeros toques y caricias

El indio, como parte de la naturaleza y como ser netamente ecológico, pudo observar de una forma integral, qué comía, qué bebía y cómo se comportaba el caballo. Convirtiéndose así en un etólogo (especialista en el comportamiento animal). Así pudo ver que algunas manadas de caballos buscaban frecuentemente zonas en donde las sales minerales le suplían de esos nutrientes esenciales. A esas zonas o lamederos, los indios muy sigilosamente comenzaron a colocar los primeros palos o ramas, uno a la vez, para que los caballos no apreciaran tantos cambios, un palo y una rama hoy, otro la próxima semana, y así  para que los caballos que iban a lamer las sales no se ahuyentaran, hasta que en un momento determinado, ya tenían construido un corral redondo pero sin puertas.  Cuando lo caballos entraban, también podían salir a su antojo, cuando estaban acostumbrados a este corral rudimentario de ramas,  los indios ponían un cuero de algún animal dentro del corral y debajo del cuero a un niño o adolescente de baja estatura. Al entrar estos animales  a lamer las sales, este indio escondido salía de debajo del cuero y cerraba la única entrada que tenía dicho corral.

Los caballos permanecían allí por espacio de 48 horas, al término de las cuales los indios le traían agua y pasto. Este encuentro se hacia de forma armónica para no despertar pánico en los caballos y así estos comenzaban a perderle el miedo al hombre porque lo veía como un proveedor de alimentos y no como un predador. Así comenzaron a disminuir las distancias entre caballo y hombre, hasta que en un período corto de tiempo el indio ya podía tocarlos y acariciarlos. Es aquí donde comienza todo el proceso de la doma.
Las enseñanzas que impartió el  indio ranquel, el Sr. Cristóbal Luna al  Sr. Oscar Scarpati, cuando éste último tenia apenas 8 años de edad, no alcanzarían en éste ni en otros artículos para contárselos ya que estamos hablando de toda una sencilla pero profundísima forma de ver la vida, tanto con el caballo como a través del caballo.

En este segundo viaje que acabo de realizar a la nación ranquel San Luis (sept-octubre 2008), tuve el honor de conocer a Oscar Scarpati, con quien pude compartir conceptos y vivencias, que sumados forman una vasta experiencia. Oscar Scarpati pudo vivir y aprender toda esta experiencia por trasmisión oral como gran parte de las culturas indígenas del mundo, es por esta razón que el Sr. Scarpati decide hacer un tributo a su maestro y organiza una metodología, una cronología y porque no decirlo hasta un pequeño tratado de etología  para poder así impartir estas enseñanzas que él denomina doma india. Todo esto para honrar tanto a su maestro como a estos cultores de la vida: los indios ranqueles.

El método en sí
En nuestra época moderna, según el Sr. Scarpati todo aquel profesional que pretenda ejercer su profesión u oficio, debe poseer no sólo el conocimiento, sino también los implementos necesarios para poder llevar a cabo su trabajo. Por ejemplo, un cirujano debería tener su instrumental quirúrgico para poder realizar en una forma poco riesgosa la cirugía que se propone a hacer. Es así como alguien que pretende domar, debería tener al menos una manga, un corral redondo, un cabestro y un bozal. Todos estos instrumentos están destinados a acortar los tiempos de doma y dar seguridad al caballo y al domador, sin afectar la psicología del caballo, dejándolo prácticamente intacto y sin traumas, convirtiéndolo en un aliado y amigo a base de persuasión y seducción, para que en menos tiempo transformemos a este animal miedoso, cosquilloso y empático en el compañero que siempre quisimos.

Primera montada a pelo, a penas el segundo día
Flexibilizando al caballo para ambos lados

En este segundo viaje es cuando complemento esta enseñanza y metodología o, mejor aún, otra forma de ver al hermano caballo y su doma. La Tribu Scarpati decide hacer un programa con  tiempos y espacios adaptándolos a nuestra vida civilizada para poder llevar a cabo la  doma y ésta consta de tres niveles. Primer nivel, pasada por manga, quitar miedos, descosquillar, colocar bozal y cabestro. Segundo nivel, corral redondo, acortar distancias, seguir desconsquillando, primeras montadas a pelo y ensillar.  Tercer nivel,  caballo ensillado, bridón y primeras nociones de riendas.

La metodología, que según Scarpati, es más filosófica que matemática, y con la cual yo Héctor Jurado estoy totalmente de acuerdo, se puede resumir a grosso modo en unos quince pasos. Debo aclarar  que éstos son de mi propia elaboración a fin de fijar el conocimiento y a los efectos de poder explicar en éste o cualquier otro artículo el proceso de doma paso a paso.

Los pasos
1.  Este primer paso consiste en hacer  pasar a los caballos por la manga varias veces  en forma cordial y silenciosa hasta que pierdan el miedo a este túnel hecho por el hombre. Se logra en aproximadamente tres a cinco veces consecutivas.  El fin de este ejercicio es evitar que una vez que estén encerrados en la manga los caballos no sientan la necesidad de brincar y entrar en pánico.
2.  Encerrar en  la manga no más de dos o tres caballos. Una vez encerrados  ir reduciendo la distancia entre el animal y el hombre hasta poderles tocar y acariciar. Esto se hace de forma lenta y progresiva hasta que el caballo y el hombre toman confianza el uno en el otro y allí mismo se comienza  a perder la cosquilla.
3.  Una vez medianamente acariciado el caballo y habiendo perdido algo de cosquillas debe ser nuevamente acariciado con el bozal, hasta lograr con mucha calma pero con decisión colocarlo correctamente en su cabeza.
4.  Acto seguido, pero dejando un espacio de tiempo, para que el caballo se adapte a este nuevo adminículo, se coloca el cabestro o ronzal al bozal colocado previamente.
5.  Luego de todo esto, se suelta al caballo en el corral redondo con su bozal y cabestro colocado.
6.  Se dejan en el corral por 24 horas o sea hasta el día siguiente pero con comida y agua. El objetivo de este paso es hacer que el caballo se pise por si sólo el cabestro con sus patas y manos  y comience a sentir y aprender que existen algunos límites, pero esta vez por sus propios medios.
7.  Al día siguiente, el domador entra al corral y hace que el caballo de algunas vueltas y lo hace parar en el mismo sitio que eligió imaginariamente, no donde el caballo quiera parar.
8.  Hacer girar en dirección contraria unas cuantas  vueltas hasta que le inducimos que pare donde el domador decida que va a parar.

Abrazando literalmente al caballo, confiados tanto el domador como el caballo
Primera montada a pelo
9.  Desde ahí y con el caballo quieto, el domador con una actitud serena, tranquila, pero con decisión, va acortando la distancia entre él y el caballo, hasta lograr tocarlo. En este punto es importante recalcar que el domador, debe dejar fuera del corral toda actitud de impaciencia y ansiedad, ya que estos son los peores enemigos de alguien que pretenda construir de ahora y para siempre una amistad. Una vez tocado el caballo, este paso, se subdivide en dos: el primero, es dejar al caballo quieto, separándose de él, como para permitirle que asimile todo lo ocurrido, en caso de que esté todavía algo inquieto y con miedo. El segundo, es tomar al caballo del cabestro, si es que éste esta relativamente relajado y tranquilo. Estos dos pasos, van a estar en absoluta dependencia del temperamento del caballo y de la experiencia del domador.
10. Si lo que escogimos, fue el primer paso del punto 9, o sea, nos separamos del caballo y lo dejamos tranquilo, ahora debemos acercarnos nuevamente de forma serena,  acariciar de nuevo al caballo y tomar el cabestro.
11. Es aquí en donde con el cabestro tomado, reiniciamos el proceso de toques y caricias que se había comenzado el día anterior en la manga para quitar cosquillas, hasta que el caballo las acepte y literalmente, llegar a abrazarlo. Es de suma importancia en este paso tocar y acariciar la cabeza del caballo hasta que se convierta en una sensación agradable para él.
Una de las formas de saber que el caballo esta agradado y cómodo es su lenguaje corporal, este estará en una posición relajada y con alguna frecuencia se le observará el acto de mascar.
12. Ya aquí, a estas alturas, ha transcurrido un tiempo que en un domador avezado pudiera ser  entre 10 y 30 minutos.  Es en este momento  donde tomado el caballo del cabestro se le induce a caminar y parar, luego a caminar y pasar al trote y frenar con la acción del cabestro y el bozal,  todo esto pie a tierra y a ambos lados. Cuando estos pasos se han cumplido, comenzamos a dar pequeños saltos al lado del caballo y él debe quedarse tranquilo, esto para habituarlo a lo que será el próximo paso.
13. Ya en uno de estos saltos y con el caballo acostumbrado a estos, con el cabestro tomado de la mano izquierda nos subimos de un salto  hacia la cruz del caballo y permanecemos con nuestro abdomen sobre la cruz, esperamos que se quede quieto, lo acariciamos y nos bajamos.
14. Repetimos la operación hasta que el caballo lo vea como algo natural y que además no le produce ni dolor ni daño y a ,si permanece quieto.
15. Nuevamente subimos al caballo y tanto caballo como domador están preparados para pasar la pierna derecha con mucha delicadeza sobre su lomo y montar enhorquetados o sea a horcajadas sobre el lomo del caballo a pelo.
Presentando aperos
El caballo ensillado

Los pasos que siguen son:  presentar aperos, mantas, sudaderos, montura y riendas, para seguir con pasos que son comunes o parecidos a otros métodos de doma racional o natural. Es de hacer notar, que hasta aquí el caballo ya ha aprendido a través del cabestro y el bozal a ir al paso, trote y galope a ambas manos y además a frenar y recular. Ya adquirió confianza en su domador y no siente necesidad de patear, manotear ni morder y mucho menos corcovear.

Con un tiempo prudencial y relativo, como es lógico en todo proceso biológico, se le colocará un bridón en la boca del caballo y las respectivas riendas, para ir haciendo la boca del caballo, todavía con la ayuda del bozal hasta que este último no sea necesario y podamos prescindir de él.
En la época cuando esta gran cultura ecuestre existió, el indio carecía de bridón o filetes o de cualquier otro tipo de embocadura, pero podía conducir a su caballo con una perfección asombrosa sólo con el bozal y las riendas. En algunos casos a sus caballos de guerra  ni siquiera con éste último, solo con sonidos y posturas corporales y piernas. 

Mostrando la mansedumbre, apenas en un segundo día de doma Héctor Jurado con Oscar Scarpati Schmid
Con todo esto pretendo dejar claro que en estas cortas líneas seolo quiero dar a conocer un pequeño esbozo de lo que fue la cultura ecuestre Ranquel y no hacer de estas un tratado de doma india, ya que sería muy difícil, sino imposible  describir realidades sin un caballo, una manga, un corral redondo, un bozal, un cabestro y las ganas de domar. Les aseguro que con estos pasos que describo escuetamente, se encontrarán con gratas sorpresas acerca de ustedes como personas y nuestro más noble compañero y amigo: El Caballo.

Etología aplicada y bienestar animal (eqqus, orejas largas)
Por:
Juan Guillermo Villa, M.V., Asesor / Cel.: 0414 350 1829 - 0416 453 2905 / corcelvilla@hotmail.com

Meredith Hodges en su libro “Domando a mulos y burros“ hace una lista de la diferencia entre los que relinchan y rebuznan y el que más me llamo la atención es; Un caballo se mueve y después piensa y un mulo piensa y después se mueve”. Hace años, cuando me inicie en el manejo y doma natural, siempre tenia la inquietud de aplicarlo en estos animales, porque veia desde mi infancia lo difícil de su amansada, pero lo seguros que eran en los cerros, incansables, ágiles e instintivos. Esta inquietud creció cuando aplicaba la técnica del imprintig en potros y al recurrir a la literatura el padre de esta técnica en equidos, el Dr. Robert M. (Colorado-USA), recomendaba aplicarlo en los primeros 15 días de vida en los híbridos del cruce Equus caballus (caballo) y el Eqqus asinus (asno, mal llamado burro). Los productos del cruce recíproco es: Asno + Yegua = mula (la hembra) y mulo o macho (al macho). Caballo + Asna = Burdégano/a.
Ahora hay diferencias en la doma entre todos ellos, si las hay nombraremos algunas, para luego explicar algo de la doma y algunas anécdotas con estos maravillosos ejemplares.
El mulo/a ofrece una combinación de cualidades, que lo hace preferible en diversas circunstancias al caballo y al asno. Combinan la longevidad, sobriedad y rusticidad del asno, con la talla y configuración del caballo, presentando una mayor potencia y energía. Su instinto o su similar en el mundo humano (inteligencia) son igual a la del asno y superior a la del caballo. El mulo/a adquiere la capacidad atlética de la yegua. En trabajos de investigación rusos, se ha demostrado que los mulos/a son superiores a las especies progenitoras por diversos caracteres sanguíneos, especialmente en la capacidad funcional de la hemoglobina, la cual es más elevada que sus progenitores. En su fisiología, los mulos se parecen más al asno; duros, sobrios, resistentes a la fatiga, de gran longevidad y poco aptos para la carrera, rindiendo en todas las faenas sobre todo las de tiro y carga.
El burdégano/a, macho romo o burreño; exteriormente se parece más al caballo y en su esqueleto a la asna, es un poco menos resistente a la fatiga y más indómito. La diferencias más notable del comportamiento entre mulo/a y burdégano/a es cuando son jóvenes. Los aires, las maneras de jugar, los saltos, se parecen a los de los hijos de la especie a que pertenece la madre: los muletos se comportan como los potros, y los burdéganos como los pollinos, dato importante a la hora de establecer un programa de adiestramiento sin violencia o natural a esa edad, los primeros buscan siempre a las yeguas y los segundos a las burras.
El ojo del burdégano/a difiere a la del mulo/a. El primero es saliente redondeado, la piel de los parpados es más fina. El prognatismo y el ortognatismo son defectos más frecuentes en los burdéganos/a. El ano del mulo es muy parecido al del caballo, pero en los burdéganos machos se observa una hendidura transversal bastante ancha y el orificio anal no es redondeado, sino que adopta una forma triangular. En las hembras burdéganos el ano se halla separado de la vulva, por un relieve que no se observa en la mula. Si hay diferencias anatómicas y de comportamiento, hay diferencias en cuanto a su trato, manejo y adiestramiento.
Hay que recordar la diferencia de cromosomas entre los progenitores y estos híbridos al contar con esta carga cromosómica desigual, no se pueden reproducir, es decir, son infértiles, no se da preñez, pero si pueden parir a través del transplante de embriones o alquiler de vientre. Por eso es recomendable castrar estos híbridos machos para mejorar su comportamiento y por razones de seguridad, mejor aún los primeros días de nacido o al destete. Hace poco visite una finca en Duaca-Lara y entrando a la finca vi a distancia una yegua parida (según información del encargado de un DIA) y pregunte si se encontraba en buenas condiciones la cría y el encargado curioso y remolón me pregunto porque hacia esa pregunta y le conteste: esa mula que esta en el corral de al lado esta desesperada por entrar al corral de la yegua recién parida y es probable que quiera auxiliar al potro, cuando lo revisamos no estaba mamando en condiciones normales, le prestamos atención medica y al otro DIA cuando regresa la mula estaba tranquila y la yegua y la cría en perfectas condiciones y aprovecho para explicarles el instinto maternal tan fuerte en las mulas y burdegas, al punto de robarle potros a yeguas y adoptándolos, en algunos casos lactan, en otros comprometen la vida del potro, al pelear con las yeguas y hay reportes de yeguas que han muerto al parir y estas hembras híbridas adoptan estos huérfanos, por eso no es bueno tener yeguas próximas con mulas en corrales pequeños, solo separadas, pero que socialicen. Mi Padre, tíos y abuelo me recordaban la diferencia entre un jinete y un montador, de un amanzador y un arrendador DE QUE? Me decían aprenda lo mejor de ellos pero quítese el sombrero de los que amansan, entrenan y adiestran mulas/os, asnos/as, porque le llevan una morena a los que solo trabajan con caballos, y tienen razón conozco muy buenos con caballos y muy pocos con los orejas largas. Son 2 mundos diferentes pero igual se montan. Por eso hay que preguntarles…
Es bueno recordar las bondades de los híbridos y entenderlo,  para después tratarlos. Si van por un camino, un jinete en una mula y uno montado en un caballo, y 50 metros adelante hay una situación de peligro oculta al ojo humano, quien se detiene primero, y no pasa ni obligado, otro ejemplo salen a correr y los 2 binomios galopan hasta el cansancio quien se detiene primero para preservar su vida, y si van de noche o por un cerro peligroso quien es más seguro. Amigos/as todos los adjetivos calificativos que degradan a estos híbridos son falsos, al punto que cuando a una persona lo descalifican llamándolo burro, es al contrario es un halago, por que los orejas largas poseen una atracción natural hacia el hombre, cuando se le trata con paciencia, bondad y entendimiento, aprender a confiar y obedecer. Si le les trata con dolor y abuso, es probable que no quieran obedecer.
El asno, el papa de los helados, es muy inteligente, curioso y afectuoso, cuando no esta afectado por condiciones negativas como el maltrato, la mala comida o el abuso en todas sus manifestaciones, aprende rápido y si esta bien entrenado es tranquilo y paciente, no son fáciles de espantar, reconocen el peligro. Jesús reconoció su papel instintivo como siervo de Dios y de los hombres al ingresar triunfante un domingo de ramos a Jerusalén. No fue creado para los deportes y no tiene enemigos naturales, defienden otros rebaños de los depredadores. Y los mulos/as, burdéganos/as; son más baratos de mantener que los caballos, son duraderos, resistentes a las enfermedades, son instintivos en situaciones peligrosas y evitan auto dañarse y sus cascos son duraderos, no toleran el castigo a menos de que sea justo. Por eso hay que tratarlos bien, aplicarles su plan sanitario si están domesticados, y como dice el refrán para montar caballos a veces se debe ser orgullo y para montar las orejas largas siempre se tiene que ser humilde.
Las fotos que verán a continuación es de un entrenamiento al personal de AFI (Agropecuarias Fuerzas Integradas, Filial de Plumrose, sector el Calvario, Guárico, en el manejo y adiestramiento sin violencia y seguridad laborar con mulares (desde el gerente de ganadería, técnicos y operadores de campo) En futuros artículos mostraremos (imprinting y entrenamiento de los orejas largas).

Congelación de semen equino
Por:
Ilmar Hernández Jiménez, M.V., Bioreproducción Equina C.A.  / Cel.: 0414 455 8727 / ilmarh@gmail.com / bioreproduccionequina@gmail.com

Esta técnica consiste en recolectar semen de un caballo evaluarlo, procesarlo y almacenarlo en temperaturas bajo cero, en este ambiente el material genético se mantiene preservado en tanques de nitrógeno liquido a una temperatura estable de -196ºC.

La congelación se realiza para detener la actividad metabólica del espermatozoide y disponer de su uso en el futuro. Un semen congelado puede durar almacenado periodos prolongados, incluso años, siempre teniendo en cuenta el debido mantenimiento que requiere el tanque de nitrógeno líquido. Se ha reportado semen equino viable, luego de más de 20 años de almacenamiento, según Select Breeders Service en Estados Unidos.
Así, de este modo se puede asegurar la permanencia del material genético de un caballo en el tiempo, ya sea para su comercialización o para tranquilidad del propietario. Sin embargo, esta técnica no se puede aplicar a todo semen de caballo o padrillo, no todo ejemplar posee semen capaz de resistir el procedimiento de congelación y descongelación. Según Alvarenga et al (1996), se ha estimado que solo el 30-40% de los padrillos tienen semen capaz de resistir este proceso de congelación y también observa variación de esta capacidad entre razas.

Para congelar el semen de un caballo, es recomendable realizar inicialmente una evaluación, congelación y luego se evalúa nuevamente muestras del semen descongelado, de acuerdo al porcentaje de espermatozoides vivos que se observen, se estima si es adecuado almacenarlo para su posterior uso en inseminación artificial o su comercialización. La inseminación artificial recomendada con este tipo de semen, se realiza controlando frecuentemente a la yegua (cada 8 horas), esperando poder inseminar en el momento más cercano después de la ovulación. El espermatozoide descongelado, tiene un periodo de vida menor en el tracto reproductivo de la yegua. Debido a esto, la inseminación varia con respecto a la que se hace utilizando semen fresco o refrigerado.

Bioreproducción Equina C.A., como grupo veterinario que labora en el área de reproducción equina, se ha dado la tarea de capacitar a su equipo en la práctica de esta técnica. Teniendo como ejemplo de la aplicación de la misma, la congelación de semen de los padrillos de salto del Haras San Francisco, lugar donde opera dicho grupo. La congelación de semen equino es posible en Venezuela, como en otras partes del mundo.

Uso de la ultrasonografía en yeguas. Parte I
Por: Wilmer Junior Ruiz V., M.V., Productos Swissagro, C.A. / Cel.: 0414 636 0295 / wilmerruiz@swissagro.com

La fertilidad de la especie equina es alta en caballos al estado salvaje y en los domesticados sometidos a un sistema de monta libre, siempre y cuando dispongan de grandes superficies de terrenos, en las que puedan encontrar buenas condiciones de salud y especialmente cantidad y calidad de alimentos.(Ruiz, 2006).
En la medida que el proceso de producción equina se intensifica, aparecen una serie de problemas que van a influir directa o indirectamente en la reproducción, manifestados con bajas de los parámetros productivos y reproductivos a nivel del plantel, criadero o harás. (Ruiz, 2006).
En una explotación tradicional, nadie discute la importancia que tiene la alimentación, la salud animal y el manejo en la obtención de un buen resultado desde el punto de vista reproductivo. (Ruiz, 2006).
Si al manejo reproductivo le incorporamos el uso de la ecografía o ultrasonografía durante el periodo de montas, podemos mejorar significativamente la fertilidad si nos preocupamos por los aspectos brevemente descritos en este texto. (Ruiz, 2006).

Ovarios:
Los ovarios y las estructuras ováricas son examinadas fácilmente y con mucha precisión mediante la ultrasonografía, midiendo esta técnica el crecimiento y regresión de los folículos y cuerpos lúteos presentes, las cuales son muy fácilmente distinguibles. (Ruiz, 2006).

Folículo:
Al igual que cualquier estructura llena de líquido, los folículos aparecen en la pantalla del ecógrafo como una estructura redondeada anecoica con bordes externos de color claro. Estos pueden alcanzar tamaños ovulatorios hasta de 50mm. (Ruiz, 2006).

Cuerpo hemorrágico:
Se observa como una estructura ovalada, ecográficamente irregular entre estructuras ecogénicas y no ecogénicas, debido esto al desprendimiento del folículo (anecoico) y la formación del cuerpo lúteo (Ecogénico) y es un periodo de corta duración. (Ruiz, 2006).

Cuerpo Lúteo:
El cuerpo lúteo se muestra evidente a la imagen ecografía aproximadamente a las 48 horas de la ovulación. Es una estructura hiperecoica en la yegua y su tamaño varia de acuerdo al estadio en que se encuentre. (Ruiz, 2006).

 

Folículo dominante de yegua Purasangre, diámetro de 40mm

Cuerpo hemorrágico yegua Purasangre

Cuerpo hemorrágico yegua Cuarto de milla

Cuerpo lúteo yegua Purasangre

Ecografía de folículo de gran tamaño con múltiples partículas ecogénicas dentro del líquido folicular. Los puntos ecogénicos pueden corresponder a sangre o restos de células de la granulosa flotando en el líquido folicular
 

Ecografía de folículo anovulatorio persistente con bandas ecogénicas, posiblemente fibrina, atravesando la cavidad folicular.

 

Folículos anovolutarios:
Estos folículos pueden alcanzar entre 5 y 15 cm. de diámetro (estructuras redondeadas anecoicas) y persistir hasta 2 meses. Pueden contener sangre en su cavidad por lo que son denominados folículos anovulatorios hemorrágicos, esta hemorragia puede ser detectada ecográficamente donde se observan puntos no ecogénicos dispersos que flotan libremente en el líquido folicular puede encontrarse como una masa gelatinosa hemorrágica en el lumen folicular. La imagen ultrasonográfica de estos folículos anovulatorios, puede mostrar la presencia de bandas fibrosas ecogénicas atravesando el lumen folicular. (McCue, 2000; Ruiz, 2006).

 

 

Tumor de las células de la granulosa:
Es el tumor ovárico más común en las yeguas es el tumor de las células de la granulosa, estos tumores son casi siempre unilaterales, de crecimiento lento y benigno. El examen ecográfico del ovario afectado muestra frecuentemente una estructura multiquistica o en forma de panal de abejas. Este tumor puede presentarse también como una masa sólida o como un quiste único de gran tamaño. (McCue, 2000).
El ovario contralateral es generalmente pequeño e inactivo, aunque se han reportado yeguas con el ovario contralateral de funcionamiento normal. (McCue, 2000).

 

 

 

Hematoma ovario extraído quirúrgicamente de una yegua

Hematoma ovárico, la cavidad folicular se llena de sangre después de ovular y puede alcanzar gran tamaño

Tumor de la granulosa en yegua Purasangre, es el más frecuente y el ovario contralateral generalmente se encuentra pequeño e inactivo

Ecografía de tumor de la granulosa mostrando estructuras quísticas múltiples. No todos los tumores de la granulosa en yeguas son de apariencia multiquística

Fotografía de un Adenoma quistito (Cistoadenoma) de un ovario extirpado quirúrgicamente

 

 

 

 

Adenoma quistito (Cistoadenoma):
Es el tumor más común de la superficie epitelial del ovario equino. Se presenta unilateralmente siendo el ovario contralateral de característica normal. Ecográficamente se puede observar una estructura quistica única o múltiple. Son tumores poco frecuentes y de característica benigna. (McCue, 2000).

Estructuras quisticas dentro del ovario:
Esto generalmente se asocia a ovarios poliquisticos bilaterales, pudiendo éstos tener una permanencia de hasta dos años y al examen ecográfico es una herramienta importante para la ayuda diagnóstica de éste, pero siendo la biopsia el diagnóstico definitivo. (McCue, 2000; Ruiz, 2006).
Estos quistes generalmente no se encuentran asociados a disminución de la fertilidad, a menos que obstruyan el proceso de ovulación o el trasporte del ovocito hacia y a través del oviducto. (McCue, 2000). Continuará en la próxima edición.

Para consultar la bibliografía revisada contactar el autor.

Elige el sexo de tu próxima cría

Por: Héctor Jurado Capecchi, M.V. / vetjurado@yahoo.com / Telf.: 0414 322 0809

Hasta ahora que Dios no ha variado el mundo en su fondo sino en su forma, el Tao y su filosofía, nos deparan gratos y sorprendentes momentos, tanto en lo terapéutico como en lo predictivo, siempre y cuando trabajemos con conocimiento de causa y no como empíricos cualitativos.
El arte de escoger el sexo, se refiere a varios factores como: tiempo de capacitación espermática, momento de ovulación y tiempo de encuentro entre el espermatozoide y el óvulo para que se produzca la concepción.
Hasta aquí no hay más que un recordatorio de lo que es una simple fisiología reproductiva, pero, ¿qué podemos hacer para decidir sobre el sexo de ese  o esos productos? Para tomar la decisión sobre si ese o esos productos van a ser machos o hembras es obligatorio considerar los factores fisiológicos antes mencionados y por supuesto llevarlos a la teoría del Tao.
Recordando que el Tao esta compuesto por sus dos integrantes que son el Yin y el Yang, son la representación de lo que es en nuestro universo lo antagónico pero a su vez lo complementario, por ejemplo:

Teniendo claro ésto, es preciso conocer que el  Tao nos recuerda que el universo es cambiante y por lo tanto es relativo y no absoluto. Esto quiere decir que aunque el Yin sea femenino también posee algo de masculino Yang y viceversa.  Es así como en un día de 24 horas existen horas Yin, horas Yang, horas Yin-Yang y horas Yang-Yin.

Al observar la figura del Tao, las 24 horas se representan de la siguiente manera:

click en la imagen para ampliar
Luego de entender que las horas del día también pertenecen a la energía Yin y a la energía Yang, sólo nos queda planificar la hora de la  monta natural o la hora de la inseminación artificial, para que una vez que la hembra este ovulando,  hagamos coincidir el tiempo de capacitación espermática  y el tiempo de encuentro de esos espermatozoides con ese o esos óvulos en un horario Yin (si es que queremos hembras) o en un horario Yang (si es que queremos machos). Teniendo cuidado de no correr  el riesgo de caer en lo que yo llamo la zona de indefinición  horaria del Tao, que serían las horas Yang-Yin  o las Yin-Yang, es decir, las horas comprendidas entre las 10 de la noche y las 2 de la madrugada en el caso Yin- Yang o desde las 10 de la mañana hasta las 2 de la tarde en el caso Yang-Yin.  Así, por ejemplo,  si nosotros lo que queremos en nuestra próxima cría es una hembra, la planificación  de la monta quedaría así:
Por lo tanto, es requisito fundamental, para predecir el sexo de tus próximos productos, saber cual es el tiempo que tarda la capacitación espermática de esa especie (canino, equino, hombre, etc...). El tiempo que tardan esos espermatozoides en llegar al encuentro del óvulo para la fecundación y por último, saber que si esa hembra que va a ser sometida al proceso esta ovulando, para que entonces no dejemos todo este proceso al azar sino que podamos hacerlo con conocimiento de causa.  Esto se puede corroborar en caso de las yeguas con una simple palpación transrectal o una ecografía.
Si se cumplen con estos simples detalles les aseguro que en hembras multíparas tendrán resultados que oscilan entre 70-80% de éxito y en hembras uníparas, como es el caso de la yegua, un 100%.
click en la imagen para ampliar

Este es mi último producto deseado y planificado por este método, esta es Vikina con 10 horas de nacida cuando le hacía parte del imprinting. 
Después de todo esto quiero invitar a aquellos colegas que se dedican a la gineco-obstetricia, que en la lista de preguntas que deben existir en un cuestionario anamnésico antes de los procesos reproductivos, agreguen una más: Sra. o Sr. ¿qué le gustaría tener en su próxima camada, machos o hembras?.

 

Enfermedades de la Bursa y otros tejidos periarticulares en el caballo

Por: Eduardo Hurtado, M.V., Alberto Montilla, M.V. / Cel.: 0414 418 0153 / ajma_vet@yahoo.es

Como princípio general, una bursa es una estructura en forma de saco ciego delineada por una membrana que recuerda la estructura histológica de las membranas sinoviales, y que se interponen entre partes en movimiento o en aquellos puntos de presión entre prominencias oseas y tendones. De acuerdo a su situación han sido clasificadas como subcutaneas, subfasciales, subligamentosas, submusculares y subtendinosas.
En base al método de formación existen dos tipos fundamentales de bursas: Bursas Congénitas las cuales se desarrollan antes del nacimiento y por ende se localizan constantemente en sitios específicos y Bursas Adquiridas, las que se desarrollan después del nacimiento del indivíduo y que por lo general ocupan posiciones subcutáneas sobre prominencias oseas como es el caso del olecrano o de la tuberosidad calcanea.
Bursas congénitas o bursas verdaderas están asociadas a estructuras profundas mientras que las adquirídas o subcutáneas se desarrollan como consecuencia de alteraciones mecánicas en el movimiento en la vida postnatal del indivíduo, por lo que se consideran reactivas o funcionales. Contínuos movimiento de la piel, por ejemplo sobre estructuras oseas prominentes conducen a un desgaste en el tejido conectivo subcutáneo con la consecuente formación de una “bolsa” que al llenarse de líquido, (exudado inflamatório) se acumúla en el tejido subcutáneo constituyendo una bursa adquirída.
Histológicamente las paredes en las bursas congénitas estan constituídas por tejido conectivo practicamente igual al tejido de las membranas sinoviales articulares, sin embargo, el parecído histológico de las paredes de las bursas congénitas con las paredes de las bursas adquiridas va a depender del grado de desarrollo de éstas últimas.

El líquido contenído en las bursas es similar al líquido sinovial, no obstante su viscosidad es mayor debído al mayor contenído de mucina.
Más de una bursa puede existir a diferentes niveles en una misma región topográfica del cuerpo, entre otros, este es el caso de la tuberosidad calcanea y de la tuberosidad olecraniana donde una bursa intertendinosa y otra subtendinosa pueden aparecer.
En el caballo existen 77 bursas congénitas y otras adquiridas que podrían formarse en adición a éstas.

Bursitis
Se refiere a una reacción inflamatória de la bursa. Esta reacción inflamatória puede variar desde un grado menor hasta un proceso séptico de la bursa.


En la mayoría de los casos las bursitis son de origen traumático, que bien pueden ser directos o como consecuencia de una disfunsión mecánica del movimiento y se clasifican basicamente en verdaderas o falsas en atención al tipo de bursa afectada. Así, una bursitis adquirída se refiere a la inflamación de una bursa que se ha desarrollado como consecuencia de un trauma o desperfecto mecánico; por lo tanto, todas las bursitis subcutáneas son bursitis adquirídas.

Desde el punto de vista de su evolución, las bursitis se clasifican en agudas y crónicas; siendo las últimas generalmente producídas por constante trauma, conduciendo a la excesiva acumulación de líquido y engrosamiento de la pared de la bursa por infiltración de tejido fibroso.
En la mayoría de los casos estos engrosamientos de la bursa son indoloros y pocas veces interfieren con el movimiento en la medida que no se infecten, en los casos de infección, la bursa se rompe y la invación de un exuberante crecimiento de tejido de granulación, descarga mucopurulenta y excesivo tejido fibroso pueden constituir una limitación en el movimiento.

Patogénesis
Trauma, como condición etiológica de las bursitis puede ser directo sobre el área o como consecuencia de un estres permanente.

Diagnóstico
Especificamente, la bursitis bicipital, bursitis trocantérica y la bursitis cuneana se manifiestan con claudicación. El resto de las bursitis se caracterizan por inflamaciones fluctuantes  localizadas en determinadas áreas.

Tratamiento
Tratamientos difieren considerablemente. En los casos de bursitis bicipital reposo es mandatório, aplicaciones de compresas frías durante la etapa aguda y revulsivos en los estados crónicos han dado resultado.
Infiltración con corticoesteroides y administración conjunta de fenilbutasona han sido utilizado con cierto éxito.En cualquiera de los casos, reposo y eliminación del agente causal del trauma permanente es imperativo aunque a veces es difícil o imposible.
En casos específicos de bursitis del codo, del carpo, o de la tuberosidad calcanea, la administración de corticosteroides previo al vaciado, la aplicación de vendajes compresivos y el reposo han brindado resultados satisfactórios. En casos crónicos, donde los tratamientos anteriores no han funcionado y con miras de impedir el recurso quirúrgico, la inyección de una solución fuerte de lugol dentro de la cavidad de la bursa debe intentarse con miras a promover la fibrosis total de la cápsula.

Recientemente el uso de orgoteína, una metaloproteína de efecto anti-inflamatório no esteroideo, ha sido utilizada con éxito en procura de cauterizar la parte interna de la membrana capsular.
El drenaje quirúrgico seguido de aplicación de irritantes químicos es una alternativa válida en casos extremos; de la misma manera la colocación de drenajes por un período entre 10 y 14 días posteriores al drenaje quirúrgico se han reportado efectivos siempre que se evite un proceso infeccioso; siendo éste el caso, la total excisión de la bursa, previo sedación y anestesia local se hace obligatorio.
En aquellos casos que se amerite de este último recurso, una sutura de contención que evite el desgarro de los bordes de la herida quirúrgica es siempre una muy buena medida.

La extinción es para siempre. Al Caballo Criollo también se lo traga la sabana
Por: José Luis Canelón Pérez, Coordinador General Cátedra Libre para el Estudio y la Conservación del Caballo Criollo Venezolano. UCLA / Cel: 0414 529 7724 / caballovenezolano@yahoo.com

No recuerdo exactamente en que Nº de Venezuela Bovina, el Dr. Miguel Ortega, Médico Veterinario y una de las personas motivadas a conservar al Caballo Criollo Venezolano (CCV), bajo un título parecido a:  A LOS OTROS SE LOS TRAGA LA SABANA, escribió una apología del CCV y demostraba como los ejemplares de otras razas, e incluso mestizos, introducidos en el Llano apureño, tenían una vida útil muy corta por las condiciones de vida, el medio ambiente y el duro trajinar de nuestros caballos de trabajo.

Caballos Criollos de trabajo. Hato Las Palmeras, estado Apure. Foto: José Luis Canelón

Si hace algunos años, esta premisa era una realidad, la experiencia de hoy es distinta y alarmante, a pesar de que el CCV pudiéndose considerar una raza autóctona, por lo tanto, sobrevive en condiciones adversas y son resistentes a muchas enfermedades, su población sigue disminuyendo a velocidad vertiginosa. La extinción es para siempre. La pérdida de una entidad animal como el CCV sería un duro golpe para la biodiversidad venezolana y del mundo, sus características únicas que lo hacen productivo donde otros no lo pueden, ser, es debido a esa selección natural que por años ha venido ejerciendo la naturaleza, sobreviviendo los más fuertes, conservando un grupo de genes valiosos en la actualidad y para el futuro. Si nos remontamos a los años de la guerra de independencia, observamos que el número de caballos en Apure era relativamente abundante, de hecho la posesión militar de Apure, le dada al ejército que fuera, un gran poderío, pues allí se obtenía el ganado vacuno para la alimentación de la tropa y la caballería para derrotar al enemigo.

En la batalla de Mata de la Miel (16/02/1816) cuenta José Antonio Páez, vencedor de esta contienda ante el coronel español Francisco López, el haber obtenido con la victoria la posesión de 3.345 caballos. Antes de la batalla del Yagual (11/10/1816) el mismo Páez comenta en su autobiografía lo siguiente: “cuando el jefe de la partida enemiga vio que nos acercábamos, salió del hato arreando apresuradamente unos cien caballos para ponerlos fuera de nuestra alcance. ¡Caballos! ¡y nosotros que no teníamos! En el acto me propuse hacerme de este elemento que tanta falta nos hacía.... una vez logrado el objetivo, continúa Páez diciendo, “este inesperado golpe de fortuna (el Nº de enemigos era superior y mejor armados), equivalió a una gran victoria, no sólo por haber conseguido los caballos que tanta falta nos hacían.......”

La caballería patriota fue reconocida por importantes jefes realistas como Morillo, quien escribió después de la batalla de Mucuritas, “Catorce cargas (de caballería) consecutivas sobre mis cansados batallones me hicieron ver que aquellos hombres no eran una gavilla de cobardes poco numerosa, como me habían informado, sino tropas organizadas que podían competir con las mejores de S.M. el Rey”.

Páez, quizás, fue un visionario y el primer defensor de la ganadería venezolana incluyendo los caballos, según sus propios comentarios, cito lo siguiente: “En medio de aquellos sucesos y a pesar de mi absoluta consagración a la guerra, nunca perdí de vista como punto de interés vital para el país, la conservación de las crías de ganados: contraje todo mi celo y dicté además órdenes eficaces para que no se extinguieran...”

En la toma de Las Flecheras (06/02/1818), realizada en el paso el Diamante en el río Apure, la caballería ejecutó una hazaña increíble, por lo que fue llamada la caballería de agua. Quizás sea esta la única acción militar en el mundo que, desarrollada en ambiente acuático, enfrentó a lanchas armadas realistas ante caballería patriota. Dejemos que el mismo Páez nos cuente: “ Sólo cincuenta hombres se tomaron de la Guardia de Caballería, y con ellos llegamos a la orilla del río con las cinchas sueltas y las gruperas quitadas para rodar las sillas al suelo sin necesidad de apearnos del caballo.

Así se efectuó, cayendo todos juntos al agua y fue tal el pasmo que causó al enemigo aquella operación inesperada, que no hizo más que unos disparos de cañón, y enseguida la mayor parte de su gente se arrojó al agua. La misma caballería corrió a ponerse al frente de la plaza e impedir que se diera parte al general Morillo, el cual se encontraba en Calabozo. Catorce embarcaciones apresamos, entre armadas y desarmadas. Asombrado, Bolívar dijo que si el no hubiera presenciado aquel hecho, nadie había podido hacérselo creer.” Entre tantos encuentros bélicos durante la guerra de independencia, destaca entre otros Las Queseras del Medio (02/04/1819) y los ciento cincuenta jinetes de la famosa expresión “Vuelvan Caras”.

Les traje estas citas porque el actual CCV es el heredero de aquellos de la Independencia, porque con una sabana seca en verano y una gran parte inundada en época de lluvias, sólo le quedan tal vez dos o tres meses de comida verde, porque no usa herraduras, ni consume alimento comercial, porque trabaja y es útil a la producción pecuaria del país, porque no está protegido por ninguna Ley, porque lo mestizan sin conciencia, porque no conoce tratamientos antiparasitarios ni vacunas contra las principales enfermedades, porque este Noble Olvidado, está en peligro de extinción.

Hatajo de Criollos Ferales. Hato Los Camorucos, estado Apure. Foto: José Luis Canelón

Criollos de trabajo. Hato Los Camorucos, estado Apure. José Luis Canelón

Yeguas Criollas. Familia Calzadilla. Canaparo, estado Apure. Foto: José Luis Canelón

El primer trabajo de investigación que realicé acerca del caballo Venezolano, fue en 1982, los Hatos ganaderos visitados hablaban de miles de caballos, 3.000 en uno, 1.200 en otros, hasta algunos, tal vez exagerando, mencionaban la cifra de 5.000 caballos en sus sabanas. De acuerdo a los censos de 1985 y 1997 la población de equinos en Apure había disminuido de 127. 657cabezas a 89. 871 o sea un 29.6%. Aunque no tenemos datos exactos de la situación actual, si percibimos una gran tristeza y, al mismo, tiempo angustia entre dueños de Hatos y administradores, cuando hay que salir a comprar caballos para los trabajos de Llano porque no tenemos y el problema se agrava cuando no hay donde comparar porque los que vendían tampoco tienen.

Se extingue el Caballo Criollo, el compañero de trabajo del llanero, el que lleva en la grupa a la novia robada, el que tiene sangre de guerreros independentistas, el verdadero símbolo de nuestro escudo. Hay que tomar conciencia de este hecho. Pocos son los preocupados por mantenerlo, hay un reto presente de no dejarlo extinguir, porque también al Caballo Criollo se lo está tragando la sabana.

El burro vuelve y juego se vende por internet
Por: Javier Carrillo. Zootecnista UDCA. Gerente Criadero Las Islas / Cel.: (57) 313 252 6318 – 300 266 8893 / www.criaderolasislas.com / javivancar@hotmail.com

Aspectos históricos
El burro fue domesticado hace más de 6.000 años, desde comienzos de la historia, los burros han sido utilizados para trasladar cargas, tirar de carros y transportar personas. A pesar de no ser tan rápidos como el caballo, tienen una larga vida, su mantenimiento es menos costoso, tienen una gran resistencia y son ágiles. Continúan siendo de crucial importancia económica en muchos países en vías de desarrollo. Hay una larga historia del uso del burro, además, de ser utilizado como animal de trabajo.

Encontramos referencias en las que se usan los burros como poder  curativo, el uso de la cola de burro en casos de tosferina y picaduras de escorpión. La leche de burra es utilizada ya que es la más similar a la leche de mujer, de ahí que aporte los elementos esenciales para el buen funcionamiento del organismo y  aporta otros beneficios como:
• Está el caso de Cleopatra que se bañaba en leche de burra.
• Hay un tratamiento de varios días que se toma para subsanar problemas estomacales.
• Refuerza el sistema inmunitario utilizada cuando se presenta tos.
• Es regeneradora y reduce el envejecimiento.
• Virtudes de salud y belleza.
• Recomendada para pieles grasas, alérgicas, secas, dejándolas muy hidratadas.
• Aporta vitaminas A, B1, B2, B6, D, C, E.  Es muy nutritiva y fortificada.

Utilización económica
Los burros son animales  inteligentes, agradecidos, tiernos, cautelosos, amistosos, rudos, toscos juguetones e interesados en aprender. Una vez que se haya ganado su confianza pueden ser buenos compañeros en trabajo y recreación. Si no tomamos medidas de conservación, el burro esta en peligro de extinción.

Características generales de los burros
Los burros poseen un sistema digestivo capaz de asimilar pasturas con poco valor proteínico, tienen una dentadura adaptada para triturar eficientemente los pastos duros, malezas, arbustos y hasta cortezas; debido a esta razón se pueden aprovechar  las pasturas más pobres de las granjas, en nuestro criadero estamos trabajando las pasturas más deficientes pastoreando las burras que tenemos para pie de cría, estos animales son muy rústicos, mantienen una buena condición corporal y excelente fertilidad. Y tenemos de una burra un burrito casi por año, los cuales vendemos cuando están destetos presentando una buena demanda para estos animales. En el criadero tenemos muy bajos costos en medicinas; pero manejamos un buen plan sanitario (vacunas, vermífugos entre otros).

Tamaño: el tamaño y el color del burro varia con la raza, encontramos animales desde 60 cms como el burro siciliano y hasta 1.90 mts Burros Catalanes y Zamorano leones.

Color: se encuentran burros moros y burros negros, los burros de capa negra son descendientes de burros localizados en el norte de España.

Período de gestación: el periodo de gestación esta entre 365 y 370 días.

Hibridación con otros équidos: un burro macho puede ser cruzado con una yegua y producir una mula, y un caballo macho puede ser cruzado con una burra y producir un burdégano, también se han conseguido híbridos de asnos domésticos y varias especies de cebras, conocidos como "ceburros" o cebrasnos. Todos estos híbridos son estériles, ya que las especies del género Equus tienen diferente número de cromosomas.

Criadero Las Islas cuna y fomento  de burros
Nuestro criadero esta en Chiquinquirá, Departamento de Boyacá Colombia y comenzando desde la década de los 70 hemos venido trabajando en el mejoramiento del burro criollo colombiano, para este mejoramiento importamos un reproductor de la raza Catalana y un reproductor de la raza Zamorano leones e hicimos cruzamientos con burras criollas, llegamos a obtener un burro con un estándar y características especiales; reconocidos en ferias y eventos nacionales, insignia de regionalismo y un gran patrimonio y valor genético.

Se trata de un burro  bien  definido y bien conformado, de buena fortaleza, animales de excelente  alzada promedio entre 1.40 mts y 1.50 mts de altura a la cruz, capa negra orejas con pabellones auriculares anchos, largos y erectos, cabos longilineos, línea dorsal fuerte, ancas redondas y anchas, buena inserción de la cola, de excelentes aplomos y buena cascadura.

Estos animales tienen una capa de color negro en el cuerpo; abdomen y axilas blancas, hocico y contornos de ojos blancos, ollares amplios, buen temperamento, briosos atentos y dóciles, inserciones de ojos y hocico cobrizas, pelo corto y muy fino, un andar sostenido, un paso suave y fino (aporte de la raza criolla) muy deseable para cruzar con yeguas y sacar mulas grandes de silla y de trabajo para los amantes de los mulares.

Hemos venido dando a nuestro criadero una visión de empresa e industria equina contamos con un pie de cría de 25 burras aptas para la reproducción, nuestros burritos y reproductores son vendidos para satisfacer la demanda nacional, ésta más que todo es para hacer cruzamiento con yeguas para el eje cafetero y departamentos donde se trabaja a lomo de mula y es tierra de arrieros.

Las burras son vendidas también con pareja como pie de cría para seguir haciendo fomento y son utilizadas como animales de recreación en sitios turísticos como parques para montar niños entre otras labores.

Hemos vendido burros que han sido comercializados para Ecuador, Panamá y Venezuela. A través de las ventajas que nos da Internet visitando nuestra página Web: www.criaderolasislas.com. Últimamente  las burras han sido vendidas para ser utilizados como burro terapia o asno terapia ya que la sorpresa que han dado estos animales ha sido su capacidad para entender y estimular a las personas con discapacidades psíquicas.

Debido a su temperamento, el burro es ideal para trabajar con este tipo de personas, que se divierten increíblemente montando sobre su lomo. La empatía es casi inmediata con tan sólo acariciarlos. Los especialistas utilizan el lomo del burro como soporte de estimulación. Incluso es posible desarrollar habilidades para la monta, mientras consiguen grandes beneficios físicos y psíquicos mejorando el equilibrio y los movimientos. El burro les hace coger confianza y el éxito ha sido formidable.

El futura largo  y en el proceso de industrializar nuestra explotación de burros, un mercado interesante en Europa es el furor que hay por la leche de burra, con las cuales se están haciendo cremas faciales, shampoo, jabones vegetales, y hasta complementos nutricionales en pastas a base de esta leche. Un jabón pequeño de estas características esta costando en el mercado de la Comunidad Económica Europea 4.50 Euros